En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    Científicos de la Universidad Nacional de Investigación Tecnológica (NUST MISIS, por sus siglas en ruso) junto con otros colegas rusos y alemanes han descubierto nuevas propiedades de los nanohíbridos de magnetita con oro. Los autores de la investigación creen que sus resultados pueden ayudar en el futuro a diagnosticar y tratar el cáncer.

    "Los nanohíbridos de oro y magnetita son estructuras que constan de nanopartículas de oro (Au) y nanopartículas de magnetita (Fe3O4). Las nanopartículas de magnetita proporcionan las propiedades magnéticas necesarias, mientras que el oro garantiza la posibilidad de una modificación química flexible y propiedades ópticas únicas para toda la estructura compleja", explicó a Sputnik Maxim Abakúmov, parte del equipo.

    El estudio fue efectuado con la participación unos científicos de la Universidad Estatal de Moscú Lomonósov, de la Universidad Químico-Técnica Rusa Mendeléyev y de la Universidad Nacional Rusa de Investigación Médica Pirogov. Los resultados se han publicado en la revista científica Journal of Materials Chemistry B. 

    Los nanohíbridos pueden ser utilizados para administrar directamente medicamentos a ciertos tipos de células, así como para diagnosticar tumores mediante resonancia magnética. 

    Los científicos han investigado en detalle el mecanismo de formación de estas nanopartículas magnéticas y creen que los datos obtenidos les van a permitir controlar su tamaño y forma. Durante el estudio, observaron la génesis, el crecimiento y el tallado de las moléculas con ayuda de muestras líquidas de la mezcla de reacción durante la síntesis.

    "Observamos dos procesos durante la formación de la magnetita. Primero, el crecimiento de las nanopartículas de magnetita que ocurre durante el calentamiento. Segundo, el tallado gradual de las nanopartículas de óxido de hierro hasta los octaedros en la fase de ebullición con un volumen constante de nanopartículas", relató Ulf Wiedwald, profesor de la Universidad de Duisburgo-Essen.

    Durante la síntesis, el oro se produce como resultado de una reacción a temperaturas inferiores a 220 grados centígrados, luego se forma la magnetita en la superficie de los nanocristales de oro a temperaturas que oscilan entre 240 y 280 grados.

    Los autores del estudio señalaron que es el primer análisis científico que detalla más exhaustivamente el proceso de creación de nanopartículas dímeras.

    Etiquetas:
    oro, cáncer, Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Moscú (MISiS)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook