16:36 GMT30 Septiembre 2020
En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Los vampiros comunes son animales de una intensa vida social, que establecen fuertes lazos comunitarios. Sin embargo, cuando enferman, su actividad social disminuye y el aislamiento crece. Un estudio científico analiza la razón por la que los vampiros se comportan así. ¿Es un aislamiento voluntario para disminuir los contagios?

    Científicos del Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales de Panamá investigaron cómo se ve afectada la capacidad de comunicación del murciélago de la especie Desmodus rotundus, conocido como vampiro común, en caso de enfermedad.

    El estudio publicado en Biology Letters de la Royal Society señala que es conocido que los vampiros se comunican mediante vocalizaciones, que varían en rango y duración, para asociarse entre sí, con propósitos de reproducción y supervivencia.

    Cuando un vampiro está aislado, procura interactuar con otros vampiros, con fines sociales o de reproducción realizando estas vocalizaciones. Sin embargo, cuando el vampiro enferma, los llamados son menos frecuentes, con lo cual disminuye también el contacto social. ¿Es este un caso de aislamiento social voluntario?

    ¿Murciélagos en cuarentena?

    Los científicos inyectaron un lipopolisacárido (LPS) a los murciélagos para comprobar cómo se comportan en aislamiento estando enfermos. El LPS, también llamado endotoxina, es una molécula presente en las membranas exteriores de las bacterias gramnegativas. Al entrar una bacteria en un organismo, el LPS cumple un rol importante ya que activa la respuesta inmunológica del sistema inmunitario, es decir, desencadena la infección.

    Para el estudio fueron utilizadas hembras, ya que son más sociales que los machos. De acuerdo a los resultados, los llamados para establecer contacto entre los vampiros inyectados con LPS disminuyeron un 30% promedio, en 15 de los 18 ejemplares estudiados.

    Según indica el The New York Times, en virtud de los resultados del estudio y de otras pruebas anteriores que mostraban una menor actividad física social en murciélagos inyectados con LPS, los científicos concluyeron que los vampiros no se recluyen voluntariamente para prevenir la infección grupal, sino que los síntomas generan un malestar que afecta la cantidad de vocalizaciones de llamada que realizan.

    "Es como nosotros [...] Cuando están enfermos y sintiéndose mal, no están interesados en interacciones sociales", dijo el científico a cargo de la investigación, Sebastian Stockmaier, doctorado del Departamento de Biología Integrativa de la Universidad de Texas en Austin, EEUU.

    Amistad entre vampiros: lazos de sangre

    Los vampiros desarrollan fuertes vínculos sociales con sus congéneres. Dedican una importante parte de su rutina diaria a higienizarse y desparasitarse entre sí. Este comportamiento es llamado acicalamiento social, similar al que se da entre otras especies, incluidos los seres humanos.

    ​El acicalamiento establece fuertes vínculos comunitarios entre los vampiros, que pueden durar casi toda la vida. Según establece un estudio publicado en Current Biology, el lazo social construido por el acicalamiento es tan sólido que aquellos vampiros que pasan varios días sin poder alimentarse son provistos de sangre por sus compañeros, quienes la regurgitan en sus bocas. Algo así como una amistad.

    Etiquetas:
    mundo animal, comportamiento, investigación, enfermedad, biología, murciélagos, murciélagos vampiros
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook