En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 162
    Síguenos en

    Una nueva especie de lechuza gigante ha sido descubierta por los científicos de Argentina y Ecuador. El animal vivió hace 40.000 años y su dieta incluía a otras lechuzas más pequeñas, según detallaron en la Universidad de La Matanza.

    La especie tenía unos 70 cm de alto y 150 cm de envergadura. Los científicos encontraron antiguos dormideros de estas aves con fósiles de ratones, musarañas, conejos y otras aves, detalló el paleontólogo ecuatoriano José Román Carrión, coautor de la investigación. 

    "Una de sus particularidades es que al parecer tenía predilección por consumir otras lechuzas de menor tamaño", explicó el paleontólogo argentino Federico Agnolin, uno de los autores del estudio publicado en la revista científica Journal of Ornithology. Por eso, esta lechuza gigante podría llamarse caníbal, agregó Agnolin.

    La nueva especie, que recibió el nombre de Asio ecuadoriensis, es un pariente cercano de lo que hoy se conoce como lechuzones orejudos por sus las plumas que recuerdan a orejas o pequeños cuernos.

    Sus fósiles fueron hallados en una cueva de la provincia de Chimborazo (Ecuador) a 2.800 metros sobre el nivel del mar por el departamento de Biología de la Escuela Politécnica Nacional de Quito. La Quebrada Challán, donde hallaron los restos de la lechuza, representa un rico yacimiento de restos fósiles en cenizas volcánicas de entre 20.000 y 42.000 años de antigüedad que corresponde al Pleistoceno tardío

    Los científicos aún no saben por qué Asio ecuadoriensis despareció, pero podría haber pasado por dificultades de adaptación a los cambios climáticos, cuando concluyó la Edad de Hielo.

    Etiquetas:
    aves, Ecuador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook