En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    No es sorpresa para nadie que las series y películas que vemos a diario a menudo están lejos de la realidad. Y mientras que en el caso de los superhéroes todo es bastante obvio, hay mitos menos evidentes, pero igual de populares.

    Uno de ellos es el mito de que los autos vuelan por los aires al incendiarse la gasolina a su lado, o el hecho de que a la gasolina se puede prender fuego con un cigarrillo. Afortunadamente, los chicos del blog automovilístico Garage 54 pusieron a prueba este mito

    El primer experimento que realizaron, fue intentar incendiar un charco de gasolina con un cigarrillo encendido, algo que no lograron hacer. Incluso intentaron hacerlo con un cigarro, que tampoco logró cumplir con su objetivo. Como medida extrema, usaron durante un rato una sierra radial sobre una barra de metal y al cabo de un tiempo sus chispas efectivamente hicieron que se incendiase la gasolina

    El siguiente mito que pusieron a prueba, fue la velocidad a la que se propagan las llamas sobre un río de gasolina. Para poner a prueba esta teoría, le prendieron fuego a una franja de gasolina y uno de los blogueros fue corriendo a su lado. Resultó, que el hombre pudo correr dos veces más rápido que el fuego

    Por último, intentaron hacer que un auto explote. Para ello, primero le echaron gasolina en el tanque de combustible, derramando parte del combustible sobre el auto. Dejaron la tapa del tanque abierta, y ya de una manera clásica, incendiaron una franja inflamable conectada al auto. 

    Sin embargo, no hubo ninguna explosión: el auto simplemente se quedó ardiendo en medio del campo de pruebas. De tal modo, podría decirse que el mito de los autos que explosionan con la ayuda de un cigarrillo o con un poco de gasolina derramada es precisamente esto: un mito.  

    Etiquetas:
    automóviles, explosiones
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook