En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 111
    Síguenos en

    La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio estadunidense (NASA) indicó que la superficie terrestre en el estado mexicano de Oaxaca se movió 0.45 metros tras el sismo de magnitud 7.4 ocurrido el 23 de junio.

    Con base en la comparación de mapa satelital que utiliza ciclos de color, el cual también se utiliza para la predicción y alerta temprana de tsunamis, la NASA identificó que se registró un desplazamiento de la superficie correspondiente al epicentro del movimiento telúrico, ubicado a 12 kilómetros al sureste del municipio oaxaqueño de Crucecita.

    "En la imagen, un ciclo completo de color representa un desplazamiento relativo entre dos puntos en el suelo. Cada ciclo representa unos 0,15 metros de desplazamiento en la dirección de la línea de visión del satélite", destacó la agencia estadounidense en un comunicado.

    Tras verificar la información recabada antes (31 de marzo) y después del sismo, se estableció que este fenómeno pudo provocar un desplazamiento del terreno de 0,5 metros en la zona del epicentro.

    El Servicio Sismológico Nacional de México (SSN) reportó que el 2 de julio se registró otro sismo de magnitud de 5,2 en la zona de Pinotepa Nacional, también en Oaxaca, el cual se alcanzó a percibir en la Ciudad de México. A diferencia del movimiento telúrico del 23 de junio, esta vez no se activó la alerta sísmica debido a su baja magnitud.

    El SSN indicó el sismo se presentó las 11:17 horas, con una profundidad de 10 kilómetros, al tiempo que resaltó que el fenómeno no provocó daños materiales. Esta vez el temblor fue percibido de forma moderada en las regiones de la Costa, Mixteca y Sierra Sur de Oaxaca.

    Etiquetas:
    NASA, antisismos, Oaxaca, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook