En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Los físicos lograron observar por primera vez cómo se dispersa un flujo de luz que pasa por una estructura particular de una burbuja de jabón. El experimento no solo es hermoso, sino también importante para la ciencia.

    Para ramificar un flujo se requieren varias condiciones: la estructura del ambiente debe ser aleatoria y sus cambios en el espacio deben ser mayores que la longitud de onda del flujo.

    Si se cumplen estas condiciones, unas pequeñas perturbaciones y fluctuaciones en la estructura pueden dispersar el flujo, causando su división.

    Los flujos ramificados pueden observarse en la corriente eléctrica y las ondas de sonido. Pero los físicos del Instituto de Tecnología de Israel y de la Universidad de Florida Central lograron observar por primera vez este fenómeno en un flujo de luz. Los científicos utilizaron un láser y una burbuja de jabón en su experimento.

    La membrana de jabón consiste en una película muy delgada de líquido. El grosor de esta película varía bastante: desde cinco nanómetros hasta varios micrómetros. Y resulta que estos cambios en el espesor pueden hacer que el flujo de luz se ramifique.

    Los autores del estudio, publicado en la revista Nature, señalan que sus resultados pueden utilizarse para estudiar la interacción de la luz y los fluidos, así como otros fenómenos físicos, incluidos algunos aspectos de la teoría de la relatividad general.

    Etiquetas:
    experimento, física, luz
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook