En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    Arqueólogos han hallado un enorme anillo de fosas antiguas que podría arrojar nuevos datos sobre los orígenes del cerco de Durrington Walls, uno de los monumentos megalíticos más grandes del Reino Unido.

    Las fosas conforman un anillo de más de 2 kilómetros de diámetro que encierra un área de más de tres kilómetros cuadrados alrededor del cerco de Durrington Walls, localizado dentro del complejo de Stonehenge y ubicado a 3,2 km al noreste del monumento homónimo.

    Los arqueólogos que realizaron la investigación revelaron que en el lugar existen al menos 20 ejes cada uno con más de 10 metros de diámetro y 5 metros de profundidad. Además, estas fosas podrían haber sido excavadas hace unos 4.500 años con el objetivo de remarcar un área sagrada alrededor del cerco de Durrington Walls, uno de los monumentos más grandes del Reino Unido.

    "¡Ver lo que no se ve! Una vez más, el uso de un esfuerzo multidisciplinario (...) nos está dando una idea del pasado que muestra una sociedad aún más compleja de lo que podríamos imaginar", dijo el doctor Richard Bates de la Facultad de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente de la Universidad de St. Andrews.

    Según los arqueólogos, las fosas reflejan un importante vínculo cosmológico entre estos dos sitios, que marcan los límites sagrados con estos ejes.

    Etiquetas:
    Stonehenge, Stonehenge, hallazgo arqueológico, arqueología, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook