En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 93
    Síguenos en

    Si bien es una recomendación recurrente desde el comienzo de la pandemia, un estudio científico concluyó que mantener 2 metros de distancia entre las personas sería lo mejor para evitar el contagio. Asimismo, demostró que usar mascarillas e incluso lentes protectores es útil para disminuir el riesgo.

    La importancia de mantener el distanciamiento social y usar implementos de protección como mascarillas para evitar el contagio de COVID-19 es prácticamente un mantra que se repite en todo el mundo durante la pandemia. Y si bien parece ser algo comprendido por casi todos, algunos científicos siguen dedicando esfuerzos a establecer fehacientemente cuál es la distancia adecuada y el equipo necesario para disminuir de forma significativa el riesgo de contagio.

    Un grupo de científicos de la Universidad McMaster de Ontario, Canadá, se puso como objetivo realizar un "repaso sistemático y un meta-análisis" de cómo influyen el distanciamiento físico, las mascarillas e incluso los protectores oculares a la hora de dificultar la propagación de enfermedades como el COVID-19 o el SARS.

    Para lograrlo, los investigadores analizaron 172 estudios observacionales hechos en 16 países de seis continentes, con datos cerrados al 3 de mayo de 2020. Tras analizar los números, comprobaron que la transmisión de los virus efectivamente es más difícil a medida que aumenta la distancia entre los individuos.

    "Una distancia física de más de 1 metro probablemente resulte en una gran reducción en la infección por el virus", señala el estudio, consignando que por cada metro adicional de distancia el efecto protector puede duplicarse.

    El análisis de los datos también llevó a los científicos a señalar que el uso de mascarillas médicas o quirúrgicas "puede resultar en una gran reducción de la infección". La protección es mucho mayor cuando se trata de las mascarillas N95. El estudio también demuestra que el uso de lentes también es importante para evitar el contagio a través de los ojos.

    "Los hallazgos del repaso sistemático de los 172 estudios de COVID-19, SARS y MERS proporciona la mejor evidencia disponible de que las actuales políticas de mantener al menos un metro de distanciamiento físico están asociadas con una gran reducción de la infección", señalan los investigadores.

    A partir de sus conclusiones, incluso aseguran que "distancias de 2 metros pueden ser más efectivas" para reducir todavía más el riesgo.

    Los científicos aclaran que, de todos modos, ni el distanciamiento ni el uso de mascarillas o lentes garantizan una completa protección contra el virus, por lo que los investigadores recomiendan no abandonar otras medidas como el lavado de manos.

    Derek Chu, investigador que encabezó el proyecto, apuntó que "hay una necesidad urgente para todos los prestadores médicos y no médicos de hacer equitativo el acceso de estas simples medidas de protección personal, lo que significa aumentar la producción a escala y considerar la reutilización de manufacturas".

    Las conclusiones del estudio encuentran un buen complemento en una reciente investigación liderada por Catherine M. Clase, integrante del departamento de Medicina de la Universidad McMaster. La investigación apunta a demostrar que las mascarillas no médicas —generalmente fabricadas en tela— también son una ayuda para evitar infectarse con COVID-19. El estudio, publicado a fines de mayo en la revista Annals of Internal Medicine, reconoce que este tipo de mascarillas no detienen a los viriones (partículas del virus) aislados pero permiten detener muchas de las partículas que se dispersan en el aire al hablar, comer, toser o estornudar.

    "Toda partícula del virus retenida en la mascarilla no está disponible para circular en el aire como aerosol o caer en una superficie de la que pueda ser tomada a través del tacto", sintetiza el estudio.

    De todos modos, experimentos hechos en el marco del estudio dan cuenta de que capas de diferentes tipos de algodón tuvieron una eficiencia de entre 43% y 94%. Las mascarillas médicas, en tanto, se mantuvieron entre 98% y 99% de eficiencia.

    Etiquetas:
    pandemia, COVID-19, coronavirus, mascarillas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook