En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 224
    Síguenos en

    Un estudio realizado hace varios años sugiere una teoría olvidada sobre los orígenes de los coronavirus que podría haber causado la muerte del príncipe Alberto.

    La investigación fue llevada a cabo por un equipo de científicos belgas en el año 2005 y ahora resurge en plena expansión del COVID-19. El estudio hace referencia a los eventos de transmisión interespecies que condujeron al origen del brote de síndrome respiratorio agudo severo.

    Es así que la pandemia de gripe que tuvo lugar entre octubre de 1889 y diciembre de 1890 podría ser la precursora de una cepa de coronavirus que provocó la muerte de cerca de un millón de personas en todo el mundo, incluyendo al príncipe Alberto, nieto de la reina Victoria, quien se contagió durante una fiesta en Año Nuevo. El heredero, de 28 años de edad, murió el 14 de enero de 1892 después de luchar durante cinco días contra una neumonía causada por la gripe.

    El estudio publicado en Journal of Virology fue dirigido por la bióloga belga Leen Vijgen y sugiere que dicha pandemia de gripe fue originada a causa de la transmisión de una cepa de coronavirus zoonótico. A pesar de que se conjeturó esta versión y se responsabilizó del brote a una cepa de gripe, el equipo de científicos belgas argumenta que su estudio se basa en el hecho de que el coronavirus humano OC43 era una coincidencia genética muy cercana a otro coronavirus que infectaba a las vacas.

    Según el doctor David Matthews, experto en coronavirus de la Universidad de Bristol, el estudio de los científicos belgas tiene fundamentos que deberían ser tomados en cuenta.

    "Los científicos utilizaron investigaciones muy sofisticadas y avanzadas y vale la pena tomarse en serio su estudio", dijo a The Observer.
    Etiquetas:
    ciencia, pandemia de coronavirus, coronavirus, familia real, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook