En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 189
    Síguenos en

    Los arqueólogos israelíes descubrieron una rara moneda de bronce en el territorio de la Ciudad Vieja de Jerusalén de la época de la rebelión de Shimon Bar Kojba contra los romanos. Sirvió como símbolo de resistencia.

    Según The Jerusalem Post, el hallazgo es precioso. En total, se conocen solo unas 22.000 monedas encontradas en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Esta moneda es la cuarta que no solo hace referencia al período de la rebelión de Simón bar Kojba, sino que también la simboliza.

    Estalló alrededor del año 132 d. C. bajo el emperador Adriano después de que los romanos establecieran su colonia en el área y erigieran un santuario dedicado al dios Júpiter en el Monte del Templo. En esencia, la rebelión fue un intento de restaurar el Estado judío, pero fue aplastado en el 136.

    El objetivo principal de los rebeldes era la captura de Jerusalén, pero no pudieron conquistar esta ciudad. Los arqueólogos piensan así porque los rebeldes de Bar Kojba acuñaron solo una pequeña cantidad de monedas. Una de ellas fue encontrada.

    La característica principal que hace que este objeto sea extremadamente raro es la presencia de dos inscripciones en él. Por un lado, la palabra 'Jerusalén' está escrita en letras hebreas, y por el otro, 'Segundo año de la libertad de Israel'. Además, se ven las imágenes de un racimo de uvas y palmeras, pero estos son símbolos comunes para las monedas de Bar Kojba.

    El artefacto fue descubierto durante las excavaciones realizadas en el Parque Arqueológico William Davidson. Se encuentra entre el Monte del Templo y la ciudad de David.

    Según el arqueólogo Donald Zvi Ariel, durante la época de Bar Kojba, las monedas a menudo se usaban no solo como medio de pago, sino también como herramientas de propaganda. Además, era una de las formas más eficaces de notificar a los ciudadanos cambios importantes, por ejemplo, el cambio de gobernante.

    "Esta práctica se usaba principalmente para las monedas de plata, mientras que las monedas de bronce, que eran menos valiosas, se usaban con mayor frecuencia en los intercambios económicos. Durante el período asmoneo, los judíos no acuñaron sus propias monedas de plata. Fueron acuñadas por primera vez en Jerusalén durante el período de la primera revuelta judía contra los romanos entre los años 66 y 70", cuenta Ariel.

    Según él, fue entonces cuando los rebeldes por primera vez intentaron declararse con la ayuda de monedas: "Estamos aquí, una nación independiente de los romanos". Los rebeldes de Bar Kojba probablemente decidieron aplicar esta experiencia y también comenzaron a hacer declaraciones usando monedas.

    La pregunta sigue abierta sobre cómo y cuándo entró este artefacto en el territorio del casco antiguo de Jerusalén, al que nunca llegaron los rebeldes. Ariel dio una posible explicación. Supone que un legionario romano trajo esta moneda allí como recuerdo.

    Etiquetas:
    arqueología, Jerusalén, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook