En directo
    Ciencia
    URL corto
    130
    Síguenos en

    La contaminación humana no tiene límites y ya estamos yendo demasiado lejos: una muestra de hielo antártico obtenida en 2009 por unos investigadores y guardada en la australiana Universidad de Tasmania pone de relieve que los plásticos que flotan en nuestros mares han llegado hasta el Polo Sur. Esto podría ser desastroso para la cadena alimenticia.

    En los últimos años nos hemos acostumbrado a ver contaminación por todas partes, y de hecho, la presencia de polución por microplásticos en aguas, nieves y sedimentos de la Antártida o el océano Ártico ni siquiera es algo nuevo.

    Tal y como dijo la investigadora del Instituto de Estudios Marinos y Antárticos de la Universidad de Tasmania al frente del estudio, Anna Kelly, a The Guardian, "la lejanía del océano Austral no ha sido suficiente para protegerlo de la contaminación plástica, que ahora es omnipresente en todos los océanos del mundo".

    En este caso la muestra analizada es de unos 10,35 metros, y en ese espacio se han encontrado 96 trazas de plástico de 5 mm o menos, con lo que entran en la categoría de microplásticos. Entre estos había 14 tipos diferentes de plástico, de los que destacan el polietileno (PE), cuyos derivados se usan para fabricar desde botellas hasta marcos de ventana; el polipropileno (PP), y la poliamida (PA), la cual incluye el nylon.

    Encontrar plástico en una muestra de hielo de la Antártida no es buena noticia porque habla de un problema que pone en riesgo a todas las especies. Y es que el plástico hallado estaba rodeado de algas, lo que levanta la sospecha de los científicos de que el krill de la zona, que está en la base de la cadena alimenticia, pueda estar alimentándose de esas partículas de plástico.

    "El hielo marino es el hábitat de especies clave de forrajeo. El kril define todo lo demás en la cadena alimenticia y depende de las algas del hielo marino para crecer", dice el profesor asociado Delphine Lannuzel, que formó parte del equipo que realizó la perforación del hielo. De manera que este fenómeno habla de la "bioacumulación de plásticos en el kril y en las ballenas", tal y como cita a Lannuzel el medio estadounidense.

    Etiquetas:
    Antártida, plástico, contaminación, hielo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook