En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 164
    Síguenos en

    Un asteroide que impactó contra la Tierra fue el causante de una de las mayores extinciones de especies registradas en nuestro planeta. Una nueva teoría explica cómo hace 66 millones de años se transformó la atmósfera y por qué las dinosaurios no vivieron para contarlo.

    Sabemos que los dinosaurios desaparecieron de la faz de la Tierra masivamente en el período Cretácico-Paleógeno, pero, ¿sabemos qué es exactamente lo que originó esta extinción? Clay Tabor, un geofísico de la Universidad de Connecticut, comparte su teoría.

    Todo empezó a raíz del asteroide Chicxulub, que cayó en la península mexicana de Yucatán hace unos 66 millones de años. El impacto provocó que materiales sólidos de la tierra se fundieran y se elevaran en una nube de materia caliente que llegó hasta los estratos superiores de la atmósfera.

    La caída del asteroide provocó incendios forestales por toda la Tierra, pero, paradójicamente, también ocasionó que el planeta se enfriara hasta en 26 grados.

    Este fue el resultado de las enormes nubes de polvo que provocaron los incendios, ya que estas no permitían que los rayos del Sol calentaran la superficie como de costumbre, tal y como lo explica Tabor, citado por phys.org

    Precisamente ese obstáculo a la radiación solar fue el responsable de la catástrofe. Las materias liberadas pudieron detener completamente los procesos de fotosíntesis durante aproximadamente un año, provocando la rotura de muchas cadenas alimentarias y dejando a los dinosaurios sin su base de forraje, según señala el estudio.

    Y así es como se produjo la extinción masiva del Cretácico-Paleógeno, que acabó con el 75% de todas las especies que habitaban la Tierra en aquel momento.

    Etiquetas:
    especies, atmósfera, temperatura, Sol, extinción, dinosaurios
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook