En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 81
    Síguenos en

    El asesinato de un joven en un balneario argentino podría resolverse gracias a las huellas del zapato de uno de los sospechosos. La clave está en la scopometría, una disciplina muy desarrollada en el sur argentino que permite sacar conclusiones a partir de pisadas encontradas en la escena del crimen.

    El término 'scopometría' pasó a engrosar el vocabulario de los argentinos, luego de saber que se trata de un estudio que podría ser clave para dilucidar el brutal asesinato del joven Fernando Báez Sosa, golpeado por un grupo de rugbiers en el balneario Villa Gesell, a unos 376 kilómetros al sur de la Ciudad de Buenos Aires.

    Surgido a partir de los términos griegos skopein (observar) y metrón (medir), la scopometría puede definirse en la técnica que permite identificar objetos a partir de la observación y medición.

    El término es especialmente utilizado en criminalística, donde refiere a una disciplina específica para "el estudio de las figuras geométricas, leyendas e imágenes, obrantes en los fondos o suelas de los calzados, con el fin de determinar en forma fehaciente, categórica e indubitable, identidad scopométrica".

    Las marcas de un calzado en el rostro de Báez Sosa, que falleció producto de las patadas y golpes que recibió mientras yacía en el suelo, podrían ser determinantes para saber cuál de los 10 jóvenes que se mantienen detenidos fue el que finalmente aplicó el golpe mortal.

    Sorprendentemente en un país federal pero muy centralizado, los mayores avances en el estudio de huellas de calzado en Argentina no se encuentran en Buenos Aires o su zona metropolitana sino en Tierra del Fuego, la provincia más austral del país suramericano.

    Según explica el subjefe de la Policía de esa provincia Oscar Alfredo Barrios Kogan en una revista de la Corporación Científica Internacional de Dactiloscopía, el extendido uso de guantes en la población de Tierra del Fuego, caracterizada por sus bajas temperaturas, hacía poco probable encontrar huellas digitales en la escena de un crimen.

    "Es por ello que desde el año 2004, nuestros gabinetes de Policía Científica han comenzado a desarrollar experiencias en la búsqueda, colección y estudio de rastros de pie calzado", explica el jerarca policial en esa publicación.

    Si bien el rastro de una pisada no sirve para identificar fehacientemente a una persona, como sí sucede con sus huellas digitales, la Policía de Tierra del Fuego remarca que "lograr la individualización de los calzados que se han utilizado en la comisión de un crimen permitirá de alguna manera aportar sospechosos para la investigación, facilitando así el hallazgo de otros elementos de prueba".

    ¿Cómo se recogen muestras de calzado en una escena del crimen?

    Al llegar a la escena de un crimen, los encargados de tomar los rastros de calzado se centran en las vías de acceso y egreso a la locación. También analizarán especialmente si existen "sectores con desórdenes" u "objetos dispersos en el piso".

    Los agentes analizan las superficies con una luz rasante y polvos o cintas adhesivas. Las marcas también son fotografiadas.

    La Policía maneja una clasificación de los diferentes tipos de pisadas que puede encontrar en una escena del crimen:

    • Las huellas visibles son las que son las que pueden apreciarse a simple vista, dado que quedan expuestas por el contacto entre las suelas y el "soporte", que puede ser sangre, tinta, polvo, pintura o por el contraste provocado por la propia suciedad del suelo.
    • Las huellas plásticas, en cambio, se generan por la sola presión del calzado sobre una superficie blanda como masilla, barro o nieve, entre otros.
    • Las más complejas de recoger son las huellas latentes ya que no son visibles a simple vista y requieren ser expuestas con instrumentos como la luz rasante o sustancias adhesivas. En general, este tipo de huellas se producen por la humedad de la suela o el piso.

    El momento de comparar la huella

    Una vez obtenidas en la escena del crimen, las huellas de calzado pueden compararse con el registro con el que cuenta la Policía de Tierra del Fuego. La institución cuenta con una colección de fotografías de calzados (que según medios argentinos asciende a 10.000 pisadas) con sus correspondientes datos sobre marcas, modelos y tipos de calzados.

    "Cuando no se ha identificado ningún sospechoso, conocer el tipo de calzado relacionado con un crimen ofrece información de alto valor en la búsqueda del posible autor", explica la fuerza policial.

    En el registro también aparecen registros de calzado de detenidos anteriores o de pisadas vinculadas a delitos que permanecen sin resolver.

    De todos modos, y como sucede en el caso de los rugbiers detenidos en Villa Gesell, el registro de las huellas de calzado encontrados en la escena del crimen es cotejado con las suelas de calzado secuestrado a los sospechosos. En el caso en cuestión, la Policía compara las marcas encontradas en el rostro del fallecido con las suelas de las zapatillas incautadas a los diez detenidos.

    La comparación no es sencilla: los investigadores no solo deben tener en cuenta las formas y dimensiones que aparecen en la suela, sino "hasta las más pequeñas particularidades" como "desgastes, cortes, hendiduras, roturas, agregados transitorios, etc.".

    Etiquetas:
    Argentina, crimen, policía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook