En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 140
    Síguenos en

    Científicos encontraron en una mina en Sudáfrica unos depósitos aislados de agua donde pueden vivir microorganismos de hace 2.000 millones de años. Estas cápsulas líquidas del tiempo son calientes, saladas y desprovistas de nutrientes de la superficie. Pueden ser químicamente similares a los depósitos de agua en Marte.

    En una mina de oro y uranio, a tres kilómetros bajo la superficie de la tierra, fueron encontrados unos depósitos de agua. Se estima que se formaron hace 2.000 millones de años. El líquido se encuentra en fracturas de rocas a las que se accede a través de perforaciones, lo que permitió a los investigadores liberar parte del agua presurizada y filtrar el material para su análisis.

    El análisis de las muestras reveló que en el agua hay un bioma en forma de una varilla con bacterias o microbios llamados arqueas. Una de las células estaba apretada en el centro, aparentemente en proceso de división, señalaron los científicos.

    Es posible que las formas fueran minerales, destacó Devan Nisson, un estudiante de posgrado de la Universidad de Princeton en Nueva Jersey, que llevó a cabo la investigación con sus colegas.

    Para determinar con seguridad si el agua contiene células vivas, Nisson y sus colegas planean intentar extraer y secuenciar el ADN.

    "Existe la posibilidad que los depósitos de agua hayan quedado aislados a lo largo de esa larga escala de tiempo. Así que sería una oportunidad única para ver la vida, esencialmente, evolucionando en una burbuja", afirmó Nisson.

    Los datos genéticos también ayudarían a revelar si las células son en realidad criaturas que han sido aisladas durante miles de millones de años, o si son microbios más familiares introducidos cuando los mineros perforaron la cámara.

    Pero incluso sin el ADN, los investigadores pueden obtener pistas sobre si la vida podría sobrevivir allí.

    El agua en los depósitos es aproximadamente siete veces más salada que el agua de mar y alcanza temperaturas de hasta 54 grados Celsius, justo al borde de lo que se cree que la vida tolera.

    Al mismo tiempo, los investigadores han encontrado una abundancia de pequeños ácidos orgánicos que podrían suministrar el carbono necesario para construir y mantener las estructuras celulares. También han encontrado iones como el nitrato y el sulfato, que algunos microbios pueden utilizar en procesos metabólicos para generar energía.

    Los hallazgos sugieren que la vida podría sobrevivir en ambientes extremos como en las profundidades de Sudáfrica, lo que añade esperanza de que también podría sobrevivir en Marte y en otros cuerpos extraterrestres.

    Etiquetas:
    Marte, microorganismos, agua, cápsula del tiempo, mina, Sudáfrica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook