En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 211
    Síguenos en

    La última versión del modelo magnético mundial —WMM, por sus siglas en inglés— ha revelado que el polo norte magnético de nuestro planeta sigue acercándose a Rusia.

    El campo magnético de la Tierra es creado por su núcleo de hierro fundido en constante movimiento, razón por la cual sus polos no son estacionarios, sino que se desplazan de manera independientemente el uno del otro.

    El WMM es "una representación del campo magnético del planeta que brinda a las brújulas una precisión confiable", detalló un informe de los Centros Nacionales de Información Ambiental —NCEI, por sus siglas en inglés— de Estados Unidos.

    En los casi 190 años desde su primer descubrimiento formal, en 1831, el polo norte magnético del globo ha desplazado su posición en cerca de 2.250 kilómetros. Aunque este movimiento es generalmente bastante lento, lo que permite a los científicos realizar un seguimiento de su posición con bastante facilidad, su velocidad de desplazamiento ha aumentado desde el cambio de siglo, detallaron los NCEI.

    De hecho, a principios de 2019, el rápido alejamiento del polo norte magnético del Ártico canadiense hacia Siberia obligó a los científicos de los NCEI a actualizar el modelo magnético mundial varios meses antes de lo planeado. Por lo general, una nueva versión del WMM se lanza cada cinco años; la última actualización del modelo se publicó en 2015.

    "El recién lanzado WMM para el 2020 pronostica que el polo norte magnético continuará flotando hacia Rusia, aunque a una velocidad que disminuye lentamente, reduciéndose a unos 40 km por año en comparación con la velocidad promedio de 55 km [anuales] en los últimos 20 años", explicó NCEI.

    El WMM es una importante herramienta parala precisión de los sistemas de navegación. El modelo es utilizado por organizaciones como el Departamento de Defensa de los EEUU, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y más.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik