Widgets Magazine
En directo
    Un globo terráqueo (archive)

    Los primeros europeos no eran como te los imaginas

    CC0 / Pixabay
    Ciencia
    URL corto
    1290

    Exámenes genéticos de los restos mortales de los primeros pobladores de Europa revelan que el continente es un crisol de culturas oriundas de África, Oriente Medio y de lo que es Rusia actualmente.

    Investigaciones genéticas revelan ser equivocada la idea propagada por muchos, particularmente en tiempos de crisis migratorias como la que vive Europa actualmente, de que solía haber poblaciones "puras" de europeos ancestrales hace miles de años.

    Los hallazgos científicos recientes muestran que el continente europeo es un crisol de culturas desde la Edad de hielo, es decir, desde el último periodo glacial de la Tierra que tuvo inicio hace 110.000 años y finalizó cerca de 10.000 años antes de Cristo. Las investigaciones genéticas muestran que a lo largo de los milenios tres grandes oleadas de inmigrantes llegaron a la Europa prehistórica y allí se asentaron.

    "Los europeos que viven actualmente en cualquier país son una mezcla variable de antiguas líneas de sangre provenientes de África, Oriente Medio y la estepa rusa", escribe Andrew Curry, columnista de National Geographic.

    Además de las maneras tradicionales de investigación como el análisis de artefactos arqueológicos y de la lingüística, las evidencias del mestizaje europeo pueden ser comprobadas a través de la paleogenética, un nuevo campo de estudio que en la última década ha permitido secuenciar el genoma de humanos que vivieron hace decenas de milenios. Curry detalla que, solo en 2018, se determinaron los genomas de más de mil humanos prehistóricos, lo que convierte en mito cualquier noción de pureza genética europea.

    "En una era de debate sobre la migración y las fronteras, la ciencia muestra que Europa es un continente de inmigrantes y siempre lo ha sido", subraya Curry, antes de explicar cómo y cuándo se dieron las oleadas de migración a Europa.

    De acuerdo con Kristian Kristiansen, arqueólogo de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, los resultados del ADN de los ancestrales socavan el paradigma nacionalista de que los europeos siempre han vivido en el continente y que no se han mezclado con otros pueblos.

    Etiquetas:
    crisis migratoria, arqueología, migración, genética
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik