En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 130
    Síguenos en

    Físicos de Australia han encontrado que la combinación de tungsteno y telurio tiene propiedades tanto metálicas como ferroeléctricas, lo que la hace uno de los 'materiales del futuro'.

    Esta aleación puede proporcionar una base para ordenadores ultraeficientes, de acuerdo con el estudio publicado en la revista Science Advances.

    El semimetal, como señalan los investigadores, consta de capas ordenadas del metal tungsteno y telurio, un elemento con propiedades semiconductoras. Esta característica, así como el hecho de que el telurido de tungsteno tiene propiedades metálicas incluso a temperatura ambiente, llevaron a los científicos a creer que este compuesto puede tener propiedades ferroeléctricas.

    "En los años 1960, los teóricos predijeron que los metales ferroeléctricos debían existir, pero solo ahora fuimos capaces de crearlos. Otros materiales metálicos de varias capas deberían tener propiedades similares y planeamos continuar nuestra búsqueda", explica Pankaj Sharma de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sidney (Australia).

    ¿Qué hace este material tan especial?

    Algunos materiales naturales, como el ácido tartárico, el bario y el titanio, tienen una propiedad inusual: los electrones en ellos no están distribuidos uniformemente y su posición puede controlarse mediante campos eléctricos fuertes.

    Gracias a esta propiedad, los cristales de sustancias similares, que los físicos llaman ferroeléctricos, pueden ser utilizados como una 'memoria del futuro', donde la información se escribe mediante la posición de tales grupos de electrones.

    Funcionará a la misma velocidad que la moderna memoria de acceso aleatorio, pero al mismo tiempo no perderá información cuando se desconecte la fuente de alimentación y será casi eterna en comparación con los flash chips.

    Además, leer y escribir la información requerirá cantidades muy pequeñas de energía en comparación con los transistores de silicio y los discos magnéticos, lo que reducirá significativamente el consumo de energía por los futuros ordenadores.

    Todos los materiales existentes de tipo similar, como señala Sharma, tienen una cosa en común: todos pertenecen a la categoría de semiconductores o dieléctricos, y ninguno de ellos es metálico. A pesar de que la teoría reconoce la existencia de tales materiales, muchos experimentadores dudaban que se pudieran crear en práctica, ya que su parte metálica debería amortiguar las propiedades ferroeléctricas. No obstante, los físicos australianos impugnaron esta afirmación, comprobando que los metales 'inexistentes' sí existen.

    Etiquetas:
    descubrimiento, ordenadores, material, metales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook