00:37 GMT +315 Diciembre 2018
En directo
    Muñeca (imagen referencial)

    Los científicos revelan el motivo de la conducta pedófila

    CC0 / Unsplash
    Ciencia
    URL corto
    0 50

    Los especialistas de la Universidad Estatal Psicólogo-Pedagógica de Moscú (UEPPM) y del Centro de Investigaciones Médicas de Psiquiatría y Narcología Vladimir Serbski descubrieron los mecanismos responsables de percibir los estados emocionales de forma distinta en los pedófilos.

    Además, revelaron su conexión con las alteraciones en la regulación de la actividad. Los resultados del estudio han sido publicados en la revista Psicología clínica y especial y son aplicables tanto para el tratamiento como para el desarrollo de las medidas preventivas contra la delincuencia sexual.

    Las investigaciones dedicadas a la pedofilia son muy contradictorias. Unas vinculan la negación de los pedófilos de los daños causados a un déficit de empatía. Otras señalan que los mismos presentan trastornos del sistema de reacciones emocionales y de empatía. Esto significa que quienes perpetran delitos sexuales no son conscientes del estado de sus víctimas.

    Uno de los factores importantes es, según los expertos, la alexitimia —incapacidad de hacer corresponder las acciones con las emociones—. Este trastorno impide al delincuente hacer corresponder los sentimientos ajenos con su propio patrón interno, por lo cual malinterpreta las señales emocionales de la víctima.

    Te puede interesar: La mirada no miente: El nuevo test para detectar a los pedófilos

    Los científicos de la UEPPM partían de la hipótesis de que los delincuentes sexuales tienen una baja capacidad de identificar los estados emocionales a raíz de padecer pedofilia, mientras los trastornos de percepción emocional son vinculados a los mecanismos de regulación del deseo sexual anómalo.

    El estudio consistió en contrastar los resultados de encuestas en los grupos de los acusados de delitos sexuales la pedofilia diagnosticada y sin diagnosticar, y en el 'grupo de comparación'. Además, se contrastaron los perfiles de los pedófilos egodistónicos —cuando los pacientes están en conflicto con sus deseos— y egosintónicos —pacientes que están en armonía con sus propios impulsos anómalos—.

    Los encuestados se sometieron a varios métodos destinados a detectar las emociones en función de la expresión mímica y a evaluar la capacidad de identificar y expresar los sentimientos propios.

    Tema relacionado: Famoso 'youtuber' español podría ir a la cárcel por supuesto abuso sexual a menores

    Según los investigadores, consiguieron superar las contradicciones de los estudios anteriores. Su trabajo puso de manifiesto que los pedófilos conservan aparentemente intacta la capacidad de identificar los estados emocionales (en comparación con los acusados sin pedofilia). Sin embargo, los pedófilos se caracterizan por un grado muy elevado de alexitimia, lo cual hace concluir que los pacientes egosintónicos padecen trastornos de regulación emocional.

    "Este resultado parece muy relevante, dado que un individuo que no es consciente de las emociones propias pierde todo un estrato de información sobre sus propios motivos y necesidades que son necesarios a la hora de tomar decisiones. La persona con un alexitimia de grado elevado no solo es incapaz de evaluar sus propios motivos, tampoco es consciente del estado emocional de los demás", comentó el decano de la facultad de Psicología Jurídica de la UEPPM, Nikolái Dvoriánchikov.

    Los resultados obtenidos en la UEPPM podrán emplearse para realizar una evaluación diferencial de los individuos con pedofilia, ayudar a desarrollar programas terapéuticos y profilácticos y a diseñar medidas preventivas contra la delincuencia sexual.

    No te lo pierdas: Europa busca la ley que defienda a los menores de violaciones y abusos sexuales

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    pedofilia, psicología, menores, abuso sexual, ciencia