En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 111
    Síguenos en

    El descubrimiento de un nuevo geoglifo en el lugar de las excavaciones arqueológicas Jaco Sa, situado en el estado brasileño de Acre, generó distintas teorías acerca de su origen. Algunos sugieren que servía para comunicarse con dioses antiguos o que se trata de un mensaje de los extraterrestres.

    Sputnik entrevistó para aclarar este asunto a Flavio Calippo, director del Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional de Brasil, cuyos miembros hallaron la figura.

    Calippo comunicó que los investigadores consideran que este y otros geoglifos que fueron descubiertos en la zona gracias a la acelerada deforestación habían sido creados por los antiguos residentes de la región amazónica.

    "Existe un significado simbólico en la manera en que estas figuras fueron dibujadas. Representan una forma de respeto a los dioses, dado que se ven muy bien precisamente desde el aire", destacó.

    Además, Calippo agregó que existen otras investigaciones que indican que los geoglifos podrían haber ayudado a proteger a los antiguos residentes, cazar animales o preservar agua.

    Un geoglifo en el lugar de las excavaciones arqueológicas Jaco Sa
    © Foto : Oscar Liberal/Iphan
    Un geoglifo en el lugar de las excavaciones arqueológicas Jaco Sa
    La forma del nuevo geoglifo se asemeja al contorno de la bandera brasileña. El instituto ya lo ha tomado bajo su tutela.

    Los principales objetivos de adjudicar el estatus de un objeto protegido a un geoglifo son llamar la atención de la gente, subrayar la importancia de tales estructuras y plantearse la pregunta: ¿quién podría haber poblado estas selvas antes?

    "Durante mucho tiempo se creía que las selvas amazónicas no había sido habitadas por comunas de pleno valor, sino por grupos separados que no contaban con las condiciones adecuadas para formar complejas estructuras políticas y sociales. La extensión de estas figuras señala que la sociedad que habitaba en esta área estaba más organizada de lo que pensábamos", enfatizó.

    Además, los investigadores brasileños consideran que los geoglifos hallados hasta la fecha habían sido dibujados entre hace 800 y 2.500 años. Para conocer la edad de cada figura es necesario analizar en laboratorios el suelo.

    "En Acre hallamos partículas de carbón. Pudimos enviar carbono al laboratorio para tratar de determinar en cuánto tiempo había ardido esta madera. De esta manera seremos capaces de saber (…) cuándo fue utilizado este lugar por última vez. Eso nos puede ayudar a conocer la edad aproximada del objeto", explicó.

    Tema relacionado: Hallan en América Latina una civilización considerada extinta

    El geoglifo descubierto en Acre fue incluido junto a otras figuras en la lista de lugares que optan a ser nombrado Patrimonio de la Humanidad. La siguiente etapa será la consideración de la candidatura por parte de la Unesco.

    Etiquetas:
    geoglifos, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook