15:07 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Terremoto (imagen referencial)

    El destructivo sismo de 2017 se podría repetir en México

    © AP Photo /
    Ciencia
    URL corto
    0 51

    Después del sismo que tuvo lugar en 2017, una placa tectónica de la región quedó severamente dañada, de acuerdo con una investigación que se realizó recientemente. Descubre qué paso en la zona y por qué el sismo provoca cada vez más interrogantes entre los científicos.

    El 7 de septiembre México sufrió el terremoto más fuerte de los últimos cien años. Un sismo de magnitud 8,2 ocurrió en el golfo de Tehuantepec, cerca de la costa mexicana del Pacífico, y provocó la muerte de 98 personas y dejó cientos de heridos.

    Según un reciente estudio, el entonces sismo estaba vinculado con una enorme fractura geológica. En tan solo 10 segundos, una placa tectónica de 60 kilómetros de grueso se partió en dos. El acontecimiento causó una violenta emisión de energía.

    "Si pensamos en un enorme bloque de vidrio, esta ruptura causó un resquebrajamiento gigantesco. Todos los indicadores señalan que se quebró a todo lo ancho", contó a National Geographic el jefe del grupo científico, Diego Melgar, sismólogo de la Universidad de Oregon.

    Fracturas semejantes son un fenómeno bastante raro cuya razón suele permanecer en el misterio.

    "Este vacío de información es preocupante porque numerosas poblaciones desde la costa occidental de las Américas hasta las costas del sur de Japón podrían verse amenazadas por estos enigmáticos terremotos", resalta la revista National Geographic.

    Tema relacionado: México padeció 3 desastres naturales por mes en los últimos 5 años

    La zona en cuestión se halla en el llamado Anillo de Fuego del Pacífico —un territorio altamente expuesto a los fenómenos sísmicos y volcánicos.

    Como los terremotos semejantes al de 2017 suceden a una profundidad enorme, la ciencia no puede llegar hasta allí y estos sismos se mantienen en el misterio.

    Además: Científicos advierten de un "gran terremoto" del Anillo de Fuego capaz de destruir California

    Más que eso, el reciente estudio pone de relieve lo más peculiar del desastre mexicano. Aunque normalmente son las partes más delgadas de la losa las que se destruyen, la fractura del sismo de Tehuantepec se extendió a partes mucho más profundas de la placa.

    Además, la propia placa de Cocos es bastante joven y más cálida que otras. Teóricamente, la temperatura bajo la corteza terrestre alcanzó unos niveles tan altos que la placa rocosa se comportó como materia blanda, así que la placa de Cocos no debió haberse fracturado a la profundidad que lo hizo.

    Sin embargo, la placa tectónica llegó a destruirse por razones todavía desconocidas. A este respecto, los científicos constatan una enorme cantidad de factores que están por investigar.

    Si las causas exactas del terremoto mexicano se llegan a revelar un día, los sismólogos probablemente podrán advertir de los procesos destructivos con más exactitud, de modo que la gente se prepare de anticipado para la catástrofe.

    Te puede interesar: K107: el huevo de dinosaurio mexicano que te salvará de un terremoto (fotos y vídeos)

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    placa litosférica, fenómenos naturales, geología, terremoto, México