En directo
    Ciencia
    URL corto
    2100
    Síguenos en

    Los especialistas de la Universidad Estatal de Psicología y Pedagogía de Moscú (UEPPM) analizaron el muestreo de centenares de estudiantes y revelaron la estrecha relación de toda una serie de fenómenos psíquicos negativos con el perfeccionismo. Los resultados de este estudio se publican en la revista Psicología y Psicoterapia consultativa.

    En los últimos años se observa el brusco crecimiento de trastornos de angustia y depresiones clínicas entre los estudiantes. Los especialistas vinculan este fenómeno con el aumento del nivel de la competición —en diferentes ámbitos de la vida de la juventud—, y además con las esperanzas exageradas de los jóvenes de hoy.

    Entre diferentes factores se discute ampliamente el perfeccionismo, es decir, la aspiración extremada a la perfección. Este elemento, al lado de la envidia, competitividad y depresión fue elegido como el índice clave para las investigaciones en la UEPPM.

    "Del muestreo general los índices claramente más altos de la depresión fueron mostrados por el grupo de los 'perfeccionistas más acusados'. Es decir, este rasgo precede a la aparición de síntomas emocionales desfavorables en los jóvenes", comenta la profesora del Departamento de Matemáticas Aplicadas de la Facultad de Tecnologías Informáticas de la UEPPM, Marina Sorókova.

    Según sus palabras, los índices de la envidia y la "orientación a la comparación social" resultaron factores intermedios estadísticamente fidedignos de la relación entre el perfeccionismo y la depresión.

    Conforme a la teoría moderna de la envidia, dominar el dolor provocado por comparaciones sociales desfavorables es posible por dos vías: constructiva y destructiva.

    La primera supone una clara comprensión de la envidia y la clara disposición a desarrollar los recursos propios; la segunda, la concentración en la propia insuficiencia y la activación de defensas (por ejemplo, lisonjas o, al contrario, hostilidad).

    Te puede interesar: Abuso de psicofármacos: mentes en alerta

    "Según nuestros datos, los estudiantes con perfeccionismo expresado prefieren la segunda vía. Para ellos no es característico contrastar sus juicios con las opiniones de otras personas, tampoco tener orientaciones positivas de competición, que pueden contribuir al verdadero desarrollo de la persona", declaran las coautoras del artículo, la profesora del Departamento de Psicología Clínica y Psicoterapia, Natalia Garanián, y la estudiante de la UEPPM Alexandría Klíkova.

    Según ambas, los estudiantes perfeccionistas, para compensar efectos desfavorables de las comparaciones sociales y de la envidia, recurren más a menudo que sus coetáneos a la hipercompetitividad y utilizan estrategias desfavorables de comparaciones basadas en contrastes.

    Los datos de los psicólogos de la UEPPM confirman lo paradójico del perfeccionismo: desarrollándose en búsqueda del respeto y amor por parte de otros, este rasgo fácilmente puede llegar a ser un obstáculo para estas relaciones y condenar al individuo a la soledad.

    No te lo pierdas: Los científicos revelan seis claves para ser más feliz

    Además:

    50 millones de personas sufren de depresión en las Américas
    Psicoescritura: un lápiz y un papel como herramientas terapéuticas
    El Dalái Lama revela cómo atajar la depresión
    Depresión postparto: la cara desconocida de la maternidad
    Etiquetas:
    envidia, emociones, psicología, depresión, ciencia, investigación
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik