19:36 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    La interpretación artística de la estructura enterrada en la parte noroccidental de la fortaleza de Narín-Kalá

    Científicos rusos podrán ver a través del suelo

    © Foto : Alina Polyanina
    Ciencia
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Los científicos de la Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Moscú, junto al Instituto de Física Piotr Lébedev de la Academia Rusa de las Ciencias y la Universidad Estatal de Daguestán, aplicaron una técnica no invasiva para explorar una estructura enterrada de la fortaleza de Narín-Kalá, en Derbent —ciudad del sur de Rusia—.

    Las imágenes subterráneas se obtuvieron mediante una radiografía de muones —un tipo de partícula elemental masiva—, una técnica moderna de escaneado de la estructura interior de los materiales. Actualmente los datos obtenidos están siendo procesados.

    La interpretación artística de la estructura enterrada en la parte noroccidental de la fortaleza de Narín-Kalá
    © Foto : Alina Polyanina
    La interpretación artística de la estructura enterrada en la parte noroccidental de la fortaleza de Narín-Kalá

    La estructura estudiada es una construcción de 12 metros de longitud enterrada casi por completo excepto un fragmento de una cúpula semidestruida que sobresale del nivel del suelo. La estructura data del año 300 d.C. y hasta hace poco se pensaba que originalmente era un aljibe, aunque los últimos estudios arqueológicos permiten afirmar que se trataría de un antiguo templo cristiano enterrado por los musulmanes tras conquistar

    Derbent hacia el año 700 d.C. Las pistas que llevan a esta conclusión son la planta cruciforme del edificio, los restos de puertas cegadas y la orientación

    de los muros de la estructura respecto a los puntos cardinales.

    Te puede interesar: Metalurgia renovada y científicos destacados: las universidades rusas apuestan por innovar

    Sin embargo, no todos los arqueólogos están de acuerdo con esta interpretación y resulta complicado solucionar la disputa mediante una excavación de los restos. Las precauciones de los arqueólogos se deben a que una excavación de la fortaleza —que es Patrimonio Cultural de la UNESCO— podría comprometer la estructura de los muros, que llevan comprimidos por la tierra desde hace siglos.

    No obstante, los científicos de la MISiS tienen la posibilidad de 'escanear' el edificio mediante una radiografía de muones para descubrir qué aspecto tenía realmente esta estructura. Este método ya fue usado con éxito en el descubrimiento de la cámara oculta de la pirámide de Keops.

    Recientemente, el equipo de la catedrática de la MISiS y doctora en ciencias físico-matemáticas, Natalia Polúgina, desarrolló unos detectores de trazas que permiten no solo ver los muones, sino también determinar con un alto nivel de precisión la dirección de su movimiento. Al descifrar los datos de estos detectores se puede crear un cuadro tridimensional de las estructuras más diversas, desde huecos de un metro en el subsuelo hasta el trazado de las cuevas en una montaña.

    Fotos: Así nacen las innovaciones rusas

    La técnica de la radiografía de muones consiste en registrar la densidad del flujo de muones. Los muones son unas partículas elementales inestables con la carga eléctrica negativa que nacen en las capas densas de la atmósfera y tienen una vida efímera, aunque durante su vida consiguen atravesar toda la atmósfera de la Tierra (cada metro cuadrado de la superficie de nuestro planeta recibe 10.000 muones por minuto) y penetrar incluso hasta unos 8,5 kilómetros de profundidad en el agua o dos kilómetros en el subsuelo.

    Cuanto más denso es el material superficial, más rápido se debilita el flujo de muones. Por eso si interponemos entre el 'espacio ultraterrestre' y el detector un objeto duro, en el detector se revelará con el tiempo la silueta del objeto explorado. Si el objeto tiene huecos, también se verán, ya que los muones que los atraviesan han de superar una capa menor de material duro.

    La experta y catedrática de la MISiS, Natalia Polúgina, es una de las especialistas más reputadas en el mundo en cuanto al uso de esta técnica y ahora supervisa la instalación de sensores de muones en el Gran Colisionador de Hadrones como parte del nuevo experimento SHiP (Search for Hidden Particles), en el que la MISiS participará junto a los 40 principales centros de investigación de todo el mundo.

    No te lo pierdas: Mujeres científicas: tan importantes como los hombres, pero menos reconocidas

    El estudio preliminar de la fortaleza realizado por los especialistas de la MISiS y el IFARC sobre los mapas topográficos indica que esta metodología será eficaz para certificar la naturaleza de esta estructura. Cabe destacar que con esta técnica se distinguen materiales con un 5% de diferencia en su densidad, lo cual permitirá 'ver' también el exterior del edificio.

    Además:

    Científicos rusos crean un material 'imposible' para gestionar ordenadores cuánticos
    Físicos utilizan simulación cuántica para descifrar mecanismos de la fotosíntesis
    Científicos rusos crean un abono eficaz para semillas
    Científicos rusos crean una fibra óptica única
    Etiquetas:
    subterráneo, exploración, innovaciones, radiografía, ciencia, arqueología, Universidad Nacional de Ciencia y Tecnología de Moscú (MISiS), Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik