Widgets Magazine
En directo
    Un gato

    Cómo el gato de Schrödinger 'engorda' en manos de físicos rusos

    CC BY 2.0 / Selda Eigler / Cat
    Ciencia
    URL corto
    2141

    Los físicos del Centro Cuántico de Rusia y la Universidad de Calgary desarrollaron un método de "conjunción" de varios gatos de Schrödinger en un todo único más grande. Esto podría ayudar a crear una nueva metodología de codificación de datos cuánticos.

    "Una de las cuestiones fundamentales de la física es el confín de los mundos cuántico y clásico. ¿Podrían las propiedades cuánticas producirse en los objetos macroscópicos, dadas las condiciones ideales?", dijo el profesor Alexandr Lvovski, jefe del Laboratorio de Óptica Cuántica del Centro Cuántico de Rusia.

    Según el experto, ninguna teoría proporciona respuestas a esta pregunta, por lo cual, se necesita una herramienta que pueda traspasar esta barrera.

    El gato de Schrödinger es un 'participante' del experimento imaginario concebido en 1935 por el físico austríaco. Un felino y un matraz con veneno y una fuente radiactiva se colocan en una caja sellada. Además, en la misma caja se pone un mecanismo capaz de abrir el matraz en caso de desintegración radiactiva del átomo.

    De esta manera, de acuerdo con los principios cuánticos, el gato está al mismo tiempo vivo y muerto. De ahí se originó el término 'superposición cuántica', que es el conjunto de todos los estados en los que puede encontrarse simultáneamente el gato. En la actualidad, los físicos están tratando de crear un gato de Schrödinger que se perciba a simple vista.

    Lea más: Rusia, ante la revolución tecnológica

    Lvovski y sus colegas decidieron 'engordar' al gato para que fuera visible. El papel del gato de Schrödinger se desempeña por unas partículas de luz 'enredadas' con fase opuesta. Los campos electromagnéticos de tales partículas 'se sitúan' al mismo tiempo en direcciones opuestas, de modo que son análogos del animal del experimento del físico austríaco. De esta manera, hablando en sentido figurado, los fotones están al mismo tiempo vivos y muertos.

    Las amplitudes de las fluctuaciones del campo electromagnético de los fotones del gato deben ser lo suficientemente grandes como para que se puedan distinguir de las manifestaciones de la incertidumbre cuántica. Lvovski y su equipo han resuelto el problema al aprender como 'pegar' juntos los dos gatos de luz de Schrödinger.

    Según los científicos, estos gatos pueden utilizarse como potenciadores de señales cuánticas y como un componente de memoria cuántica, entre otros fines prácticos.

    Toda la investigación y sus resultados están disponibles en la revista científica Nature Photonics.

    Además:

    Físicos rusos, los primeros en obtener antimateria con ayuda de la luz
    SuperC-TAU, el nuevo colisionador siberiano que une a los físicos rusos
    Físicos rusos crean el reloj atómico más preciso del mundo
    Made in Russia: desarrollan la tecnología de transmisión 'invisible' de la información
    Etiquetas:
    física cuántica, datos, Centro Cuántico de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik