13:27 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Las mujeres klingon (imagen referencial)

    Del klingon a la neolengua de Orwell: los 5 idiomas artificiales que puedes aprender

    © CC BY-SA 2.0 / David Hogue / Klingons
    Ciencia
    URL corto
    0 62
    Síguenos en

    Libros de fantasía, películas, videojuegos y series de televisión populares dan vida a las lenguas construidas. Sputnik te presenta la lista de los cinco idiomas ficticios más conocidos y populares entre los admiradores de la ciencia ficción.

    Sindarin y quenya

    El famoso escritor J.R.R. Tolkien, quien era además filólogo y lingüista, creó a lo largo de su vida más de 15 ideolenguas élficas, diseñadas a partir del estudio de las lenguas naturales. Además, creó un libro pseudocientífico Lammas, dedicado al análisis de los idiomas ficticios. 

    Esta obra fue publicada tras la muerte del escritor británico. Las lenguas élficas más completas son el sindarin —élfico gris—y el quenya —alto élfico—, las cuales se convirtieron en las más populares de la cultura pop mundial.

    De acuerdo con los expertos, el escritor utilizó las reglas morfológicas de las lenguas de Europa del Norte, entre ellas, el finlandés. En lo que respecta a la fonología del sindarin, Tolkien basó el sonido y parte de la gramática en el idioma galés.

    Idioma dothraki

    El dothraki, la lengua construida para el pueblo ficticio dothraki, habitantes indígenas del sur del mar Dothraki, en la serie de novelas de George R.R. Martin ¬'Canción de hielo y fuego', es casi tan detallada como las de Tolkien. Pero fue el lingüista David Peterson, y no el propio Martin, quien amplió el vocabulario y perfeccionó la gramática de este idioma después de que HBO recurriese a la Sociedad de Creación de Idiomas para la creación de lenguas antes de comenzar a rodar la serie televisiva basada en la obra del escritor. 

    El especialista tomó como base algunas palabras dothraki existentes en los libros y las mezcló con elementos del ruso, turco y suajili. Además, hizo algunos cambios en la gramática del dothraki. Por ejemplo, creó el verbo dothralat, que significa 'andar a caballo'. 

    La neolengua de Orwell

    La neolengua (Newspeak, en inglés) es una lengua que aparece en la novela de ficción distópica '1984', de George Orwell. Esta lengua artificial es uno de los pilares básicos del régimen totalitario del estado colectivista Oceanía. 

    La neolengua es una versión extremadamente simplificada del inglés. El objetivo de crear tal lengua era sustituir a la viejalengua (Oldspeak, en inglés) para así dominar el pensamiento de los miembros del Partido, y hacer inviables otras formas de pensamiento contrarias a la 'línea general'.

    El vocabulario de la neolengua se reduce al mínimo, hasta tal punto que palabras como 'malo' se convierten en nobueno (en el inglés, ungood), y 'terrible' se convierte en doblemásnobueno (doubleplusungood en el original).

    El klingon

    El idioma klingon, desarrollado por el lingüista estadounidense Marc Okrand como lengua vernácula de la raza klingon en el universo de la serie de ciencia ficción Star Trek, se parece a los idiomas corrientes, pero al mismo tiempo, cuenta de algunos sonidos únicos y aterradores.

    Además, tiene varias palabras que significan 'luchar' o 'enfrentarse' y una gran cantidad de palabras referentes a la guerra y al armamento. 

    Idioma na’vi

    Esta lengua artística hablada por los habitantes de la luna ficticia Pandora, de la película 'Avatar' dirigida por James Cameron, fue desarrollada por Paul Frommer, profesor de lingüística de la Universidad de California. Esta lengua cuenta con 1.000 palabras y es un idioma aglutinante. 

    Además:

    El idioma más extraño del mundo (vídeo)
    ¿Sabes qué idiomas hablan los principales políticos del mundo?
    Increíble: se golpea la cabeza y se despierta hablando en otro idioma
    Una 'niña prodigio' rusa de 4 años que habla siete idiomas causa sensación en la red (vídeo)
    Etiquetas:
    ciencia ficción, idiomas, literatura
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik