Widgets Magazine
En directo
    Hombres melanesios

    Científicos están a punto de identificar una nueva especie humana

    © Flickr/ Australian Department of Foreign Affairs and Trade
    Ciencia
    URL corto
    7232

    El ADN de los melanesios —habitantes del noreste de Australia— contiene indicios de una especie humana extinta todavía desconocida, de acuerdo con los resultados de una nueva modelación genética publicada en la revista Science News.

    Durante una reunión anual de la Sociedad Americana de Genética Humana (ASHG, por sus siglas en inglés), Ryan Bohlender, un genetista de la Universidad de Texas, en EEUU, declaró que las genomas de los melanesios se difieren de los ya conocidos neandertales o denisovanos.

    Según el equipo científico dirigido por Bohlender, la mezcla de los humanos modernos con estas especies no es toda la historia, puesto que las consecuencias de los contactos de nuestros primeros antepasados —que llegaron de África hace 100 y 60.000 años— con los denisovanos todavía no han sido suficientemente investigados. 

    "Estamos perdiéndonos de una población, o estamos entendiendo mal algo acerca de sus relaciones", declaró el científico.

    Así, los neandertales están bien representados en el registro fósil, mientras que la única evidencia de la existencia del hombre denisovano son el hueso de un dedo y un par de dientes, encontrados en una cueva de Siberia en el 2008.

    De acuerdo con el estudio, las variantes genéticas que los descendientes de europeos heredaron de los neandertales están asociadas con varios problemas de salud, como ataques al corazón o el virus del papiloma humano (VPH). Al mismo tiempo, los europeos y los asiáticos llevan una cantidad similar —el 2,8%— de ADN neandertal. Pero en lo que respecta al ADN denisovano, los melanesios modernos llevan un 3% de este ADN, en comparación con la ausencia del ADN melanesio en los europeos y solo un 0,1% para los asiáticos modernos.  

    "Bohlender y sus colegas llegaron a la conclusión de que un tercer grupo de homínidos pudo haber coexistido con los antepasados de los melanesios", según comentaron los genetistas a Science News. "La historia humana es mucho más complicada de lo que pensábamos que era", declaró el propio Bohlender.

    De acuerdo con un estudio llevado a cabo por otro grupo de investigadores del Museo de Historia Natural de Dinamarca —quienes analizaron el ADN de 83 aborígenes australianos y 25 nativos de Papúa Nueva Guinea— y publicado en la revista Nature, el ADN fue muy similar al de los denisovanos, pero podría pertenecer a un otro homínido, como Homo Erectus o el llamado Hobbit.

    "Todavía desconocemos quién es", comentó el investigador principal, Eske Willerslev.

    La tumba con numerosos restos arqueológicos
    © Flickr / Instituto de la Historia de la Cultura Material

    Sin embargo, podría ser otra rama de los denisovanos, el único problema es que los científicos no son capaces de confirmar esto debido a la insuficiencia de las pruebas concretas, comentó el genético Mattias Jakobsson, de la Universidad de Upsala (Suecia). Agregó que la posible diversidad genética de los denisovanos podría conducir a diferencias entre los pueblos modernos, pero si no eran genéticamente diversos, podríamos tener otro antepasado extinto.

    "Los humanos modernos y los humanos arcaicos se reunieron en numerosas ocasiones y tuvieron muchos hijos", concluyó.

    Además:

    ¿Por qué la gente se negó a continuar con la poligamia?
    Vídeo: recrean la voz de Ötzi, 'el hombre de hielo' que vivió hace más de 5.000 años
    Rusia, lugar donde nacieron las lenguas indoeuropeas
    Etiquetas:
    genética, antropología, ADN, Ryan Bohlender
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik