Widgets Magazine
En directo
    Los neandertales

    Mi tío el neandertal: ¿Por qué los humanos se aparearon con otros homínidos?

    © AP Photo / Martin Meissner
    Ciencia
    URL corto
    5234

    El mestizaje entre el homo sapiens y los neandertales, así como con los homínidos de Denísova, dio a los ancestros del hombre actual la capacidad de acostumbrarse a las condiciones severas del clima de la Eurasia del período glacial, según el estudio publicado en la revista Molecular Biology and Evolution.

    "Muchos de nuestros colegas que estudiaron el fenómeno de la mezcla entre nuestros ancestros y otras especies de homínidos buscaron los rastros de su ADN en el nivel del genoma entero. En cuanto a nosotros, entendimos que sabíamos poco de cómo estos acontecimientos habían influido sobre el funcionamiento de diferentes partes del genoma", dijo Emilia Huerta-Sánchez, catedrática de la Universidad de California en Merced.

    La científica explicó que el equipo de investigadores utilizó el gen de los homínidos de Denísova, EPAS1, como un ejemplo, para comprobar si se puede encontrar otros genes útiles heredados de los humanos prehistóricos.

    Para ir al grano, hay que aclarar de qué gen se trata. Dicho gen es responsable de la reacción del organismo del hombre a la escasez crónica del oxígeno. Según descubrieron los genetistas de la Universidad de California en Berkeley, unos de los huéspedes de EPAS1, los habitantes de Tíbet, tienen una variación muy peculiar de este gen en comparación con los demás pueblos del mundo.

    En principio, el equipo de científicos consideró que el gen evolucionó a una velocidad enorme bajo la influencia de las condiciones climáticas duras, pero hace dos años los investigadores hallaron que los tibetanos tomaron prestada esta versión del EPAS1 de los hombres de Denísova, una población extraña de homínidos prehistóricos que vivieron en Altái y Siberia hace 50.000-100.000 años.

    Vídeo: Recrean la voz de Ötzi, 'el hombre de hielo' que vivió hace más de 5.000 años

    Al usar este gen como ejemplo de un intercambio útil entre nuestros ancestros y los aborígenes de Eurasia, Huerta-Sánchez y sus colegas trataron de encontrar casos semejantes de cómo los contactos con los neandertales y los hombres de Denísova pudieron ayudar a los cromañones a triunfar en la competencia con ellos.

    Después de comparar los ADN de dichas especies con los de la base de genomas del 'Proyecto 1000 genomas', los científicos demostraron que todos los pueblos del mundo, excepto los habitantes de África, heredaron numerosos genes de homínidos prehistóricos. Los grupos con mayor cantidad son los pueblos del Sudeste Asiático, y los habitantes de Perú, que tienen el número mayor de mutaciones de los neandertales, lo que sorprendió mucho a los investigadores.

    El equipo de Huerta-Sánchez pudo identificar una decena de genes vinculados directamente con los neandertales y los hombres de Denísova. Entre los hallados, estuvieron los de color de la piel (BNC2) y su estructura (POU2F3), la protección contra rayos ultravioleta (HYAL2), y el funcionamiento del cerebro (SIPA1L2 и CHMP1A). Las partes del ADN heredadas de los neandertales y los hombres de Denísova son bastante comunes.

    La tumba con numerosos restos arqueológicos
    © Flickr / Instituto de la Historia de la Cultura Material
    El número mayor de los genes recibidos de las poblaciones arcaicas se encuentran en ciertos grupos de los humanos. En este sentido, los asiáticos heredaron una decena de genes que se responsabilizan por el desarrollo de cerebro, la esquizofrenia, el crecimiento de los músculos, y varios tipos de cáncer. En el caso de los europeos, conservan los genes relacionados con el funcionamiento de la inmunidad, el color del pelo, el funcionamiento del estrato de grasa, y la forma del rostro.

    Estas mutaciones, según concluyeron los investigadores, ayudaron a nuestros ascendientes a acelerar su evolución y acostumbrarse de manera rápida a la vida en las zonas del norte, y hasta competir con los mismos neandertales y los homo denisoviensis.

    Además:

    Homo erectus, antecesor de los 'hobitts' encontrados en Indonesia
    ¿Por qué la gente se negó a continuar con la poligamia?
    Etiquetas:
    genes, ADN, Universidad de California
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik