En directo
    Ciencia
    URL corto
    0 5721
    Síguenos en

    El Gran Colisionador de Hadrones, situado en el laboratorio de física de altas energías del CERN —Organización Europea para la Investigación Nuclear— volvió a sorprender a los científicos y causó preocupación en los ciudadanos, escribe el diario digital The Sun.

    Durante un nuevo experimento, el cielo sobre el laboratorio de investigación cambió de color al volverse carmesí, y se levantó un fuerte vórtice de nubes.

    ​Los aficionados de lo sobrenatural consideran que en el cielo de Suiza se abrió un portal a otra dimensión.

    Los científicos calmaron al público y explicaron que este inusual fenómeno natural fue resultado de un experimento, durante el cual se intentó reunir a las micropartículas.

    Además:

    Una comadreja paraliza el Gran Colisionador de Hadrones
    Etiquetas:
    colisionador de partículas, CERN, Suiza
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook