En directo
    Ciencia
    URL corto
    140
    Síguenos en

    Ya es posible cambiar los recuerdos malos por otros buenos mediante un rayo láser, ha informado la revista Neuron, basándose en la reciente investigación de los científicos de la Universidad Estatal de Nueva York.

    Los investigadores estudiaron el funcionamiento de la acetilcolina, la pequeña molécula que sirve para transmitir señales a diversas partes del cerebro, inclusive al cuerpo amigdalino —una parte del cerebro que juega un papel muy importante en la formación de los recuerdos relacionados con las emociones—.

    En el marco del experimento, los científicos utilizaron una técnica bastante nueva de programación opticogenética. Se trata de la estimulación mediante un rayo láser o fibra óptica de una célula viva, modificada genéticamente de manera que su membrana contenga canales especiales que reaccionen a la luz.

    Las pruebas fueron probadas en ratones. En la primera parte del experimento, los investigadores aplicaron estímulos eléctricos a los ratones, aumentando la producción de acetilcolina al influir en las neuronas modificadas.

    Como resultado, los recuerdos sobre el dolor y el miedo ante el lugar del experimento no solo permanecieron en estos ratones, sino que se duplicaron.

    En la segunda parte de la prueba, la estimulación óptica por el contrario reprimía la producción de acetilcolina. Con esto, los científicos obtuvieron animales absolutamente impávidos ante el miedo. Eran incapaces de sentir esta sensación ya que se les habían borrado los malos recuerdos de su cerebro.

    Como reconoce la revista, los datos obtenidos a raíz del experimento pueden ser utilizados para ayudar a los pacientes afectados por el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

    Etiquetas:
    cerebro, experimento, ratones, Trastorno de estrés postraumático (TEPT), investigación, Universidad Estatal de Nueva York
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook