08:34 GMT +314 Diciembre 2019
En directo
    Comida vegetariana

    ¿El vegetarianismo influye en la genética?

    © CC BY-SA 2.0 / Stacy Spensley / creamy pasta bake
    Ciencia
    URL corto
    274
    Síguenos en

    Los investigadores de la Universidad de Cornell, EEUU, hallaron pruebas directas de que el vegetarianismo aumenta el riesgo de cáncer de intestino grueso y de padecer enfermedades cardiovasculares.

    Las consecuencias dañinas se deben a un metabolismo distorsionado vinculado con los ácidos grasos esenciales para la vida humana, como omega-3 y omega-6.

    Sin embargo, el organismo humano cuenta con el mecanismo de compensar la falta de esos ácidos grasos en su dieta. Las personas que comen carne los reciben al comer los productos cárnicos y, por lo tanto, no necesitan fuentes adicionales para abastecerse. Los vegetarianos, por su parte, dependen de una "síntesis interna" de esas sustancias, cuya eficacia está en relación con la presencia de ciertas mutaciones en el organismo humano.

    Los científicos aseguran que si la gente opta por el vegetarianismo a largo plazo —por ejemplo, en el transcurso de varias generaciones—, esto puede conllevar a una mutación de los genes humanos que permite adaptarse mejor a la dieta elegida. Entonces, el rechazo a la carne —con el tiempo— se refleja en la genética de los vegetarianos.

    Los científicos estudiaron varias comunidades con dietas particulares y descubrieron en las poblaciones tradicionalmente vegetarianas un polimorfismo —la existencia de distintos alelos de un mismo gen que implica cambios en la secuencia genética entre integrantes de una cierta población— denominado Rs66698963, que es un pequeño fragmento del ADN que se encuentra en la parte no codificante del gen FADS2.

    Con la ayuda de este gen, se sintetizan en el organismo los ácidos grasos necesarios para la supervivencia, según la investigación publicada en la revista científica Molecular Biology and Evolution.

    La "mutación vegetariana" es más común en las poblaciones humanas en las que el vegetarianismo es un régimen alimentario tradicional. Se trata, en particular, de los países de África y Asia, así como de la India.

    Al mismo tiempo, si las poblaciones, donde está presente la mutación, cambian la dieta habitual —por ejemplo, si hay disponibilidad de carne o pescado—, aumenta el riesgo de una "sobreproducción" de los ácidos grasos. Como consecuencia, el metabolismo se distorsiona, y el organismo humano corre el peligro de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares.

    En este caso, las poblaciones "vegetarianas" ya no sienten la necesidad de abastecerse de ácidos grasos, por lo que pueden conservar sus hábitos tradicionales sin poner en riesgo su salud.

    Esta forma de adaptación puede servir como un nuevo ejemplo de la evolución del hombre, sometido a ciertas influencias culturales, sociales o económicas a largo plazo.

    Además:

    Coca-Cola busca desmentir que la obesidad radique en la dieta inadecuada
    Una dieta escasa en vitamina B9 repercute en la descendencia
    Ancianos con dieta abundante en pescado viven más que el resto de la población mayor
    Etiquetas:
    dieta, genética, mutación, vegetarianismo, comida, investigación, Universidad de Cornell (EEUU)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik