En directo
    Ciencia

    Google y Facebook ya combaten a muerte por el liderazgo de las redes sociales

    Ciencia
    URL corto
    0 31 0 0

    Tras una década de auge y aparente calma, el mundo de las redes sociales se ha sumido en una guerra que solo podrá tener un único ganador. A juicio de los expertos rusos, si Google no logra romper el balance de fuerzas en el mercado, Facebook tiene todas las de ganar.

    Tras una década de auge y aparente calma, el mundo de las redes sociales se ha sumido en una guerra que solo podrá tener un único ganador. A juicio de los expertos rusos, si Google no logra romper el balance de fuerzas en el mercado, Facebook tiene todas las de ganar.

    Parece inverosímil pues, como escribía la semana pasada la prensa rusa citando un informe de la consultora GlobalWebIndex, más del 50% de usuarios de internet son clientes de Facebook, actual líder entre las redes sociales. Google+, tercero en la lista tras Twitter, reúne el 26% de internautas.

    Pero los datos de GlobalWebIndex para el segundo trimestre de 2013 también revelan que Google+ adelanta levemente a Facebook en el ritmo de adhesión de nuevos miembros, y Twitter adelanta a  ambas.

    Guerman Klimenko, fundador de Liveinternet.ru, uno de los principales servidores estadísticos de Rusia, opina que el incondicional liderazgo de Facebook puede tambalearse.

    “Solo uno sobrevivirá. Hoy el candidato a ‘inmortal’ más probable es Facebook. Aunque dentro de 3-5 años el tercer intento de Google de jugar a las redes sociales puede tener éxito y entonces Facebook será desbancado”, dijo a RIA Novosti.

    Eso en términos globales. En cuanto a Rusia, a juicio de Klimenko, las redes sociales no podrán competir con los gigantes de internet.

    “Tenemos varias redes sociales que, al acabar la fase de expansión, se enfrentarán una a otra hasta agotarse, y allanar el camino a Facebook o Google+. Es una guerra sin cuartel”, sentenció.

    Al mismo tiempo, el experto no considera que las redes sean el “asesino de los medios de comunicación” tradicionales, sobre todo de la prensa impresa y digital, cuyas versiones especializadas, según él, “tendrán una vida más larga que el resto”.

    Las redes sociales no serán sus asesinos, sostuvo, sino “los  forenses que firmarán el acta de defunción”.
    Por otra parte, admitió el peligro de que el extremismo se aproveche de la libertad de expresión que se practica en las redes sociales.

    Aún así, a juicio del jefe de Liveinternet.ru, el derecho a la información está por encima. “La mayoría de los delitos se cometen con cuchillos de cocina, ¿acaso por eso su venta está prohibida en supermercados?”, preguntó.

    El extremismo, dice, es sin duda un grave problema de nuestro tiempo.

    “Pero en igual medida que las redes sociales, para los extremistas son importantes la telefonía móvil, el correo electrónico, las actividades públicas y no por eso deben ser restringidos. El Estado debe aprender a trabajar en cualquier circunstancia, y no siempre cómoda, para combatir el extremismo. No existe otra opción”, sostiene Klimenko.

    ¿Y cómo repercutirá la reducción de los jugadores en el mercado en la seguridad de los datos de sus usuarios? Especialmente, en vista del aumento de ataques cibernéticos contra cuentas de grandes compañías, medios de información, organizaciones estatales y personalidades públicas, sin olvidar el escándalo de ciberespionaje que destapó el ex empleado de la CIA, Edward Snowden.

    Para Klimenko, el espionaje virtual no es culpa de las redes sociales,  sino, en la mayoría de los casos, es resultado de una escasa “higiene informática” de los propios afectados.

    “La intercepción de conversaciones privadas no está relacionada con la cantidad de redes sociales. Todo depende de las intenciones y los recursos de aquellos que quieren obtener acceso a esa información, por una parte, y de la actitud del dueño de los datos, por otra. Si el usuario tiene cuidado y respeta unas reglas elementales de higiene informática, el riesgo de robo de datos es mínimo”, aseveró.

    En este sentido, el experto indicó que “el 99% de los casos de sustracción de datos personales en la red  se deben a la ignorancia o despistes del usuario, y no a ataques malhechores”.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik