En directo
    Ciencia

    Telescopio Kepler detecta exoplaneta de órbita “torcida”

    Ciencia
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El telescopio espacial Kepler detectó un planeta fuera del sistema solar, o exoplaneta, bautizado Kepler 63b, cuya órbita está inclinada casi 90 grados con respecto al ecuador de la estrella, se informa en un artículo que se publicará en la revista Astrophysical Journal.

    El telescopio espacial Kepler detectó un planeta fuera del sistema solar, o exoplaneta, bautizado Kepler 63b, cuya órbita está inclinada casi 90 grados con respecto al ecuador de la estrella, se informa en un artículo que se publicará en la revista Astrophysical Journal.

    Según los astrónomos, para la mayoría de los planetas una desalineación considerable del ecuador de la estrella provoca su desestabilización y destrucción. Esta conclusión ha sido confirmada varias veces por las observaciones realizadas con Kepler y otros telescopios. Sin embargo, en teoría, también son posibles planetas con órbitas polares que coincidan con el eje de rotación del astro.

    El descubrimiento del Kepler 63b realizado por David Latham y sus colegas del Centro de Astrofísica de Harvard-Smithsonian de EEUU confirma esta hipótesis. El planeta se encuentra en la constelación del Cisne, a 600 años de luz de la Tierra, y gira alrededor de una pequeña estrella, cuya masa y temperatura son casi idénticas a las del Sol.

    Los científicos consiguieron detectar al Kepler 63b gracias a las manchas en su estrella que, de sólito, impiden discernir los planetas ya que reducen la luminosidad en la misma medida que los cuerpos celestes que pasan delante del astro. Sin embargo, estas mismas interferencias permiten determinar el sentido de rotación de la estrella y su velocidad.

    Después de analizar las variaciones en la luminosidad, los científicos detectaron cerca de la estrella la presencia de un minineptuno. Según los investigadores, es imposible calcular la masa exacta de ese planeta a causa de la actividad de la estrella pero podría superar de 40 a 120 veces la de la Tierra.

    Según los astrónomos, el sistema estelar es relativamente joven ya que la edad máxima de la estrella se estima en 400 millones de años. Es posible que con el tiempo el Kepler 63b modifique su órbita que se volverá más “plana” a causa de los flujos de la estrella.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook