16:17 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Ciencia

    Mezcla de fármacos ayuda a ratas curar su adicción a la cocaína, afirman investigadores de EEUU

    Ciencia
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    Una mezcla exacta de dos fármacos, naltrexona y buprenorfina, ayudó a ratas a curarse de su dependencia de la cocaína y a reducir la severidad del síndrome de abstinencia, afirman biólogos de Estados Unidos.

    Una mezcla exacta de dos fármacos, naltrexona y buprenorfina, ayudó a ratas a curarse de su dependencia de la cocaína y a reducir la severidad del síndrome de abstinencia, afirman biólogos de Estados Unidos.

    De acuerdo con un artículo publicado en la revista Science Translational Medicine, el consumo de drogas en la mayoría de los casos conduce a una dependencia mental y hasta física en los consumidores. En particular, los opioides y otras "drogas duras" provocan las dos dependencias mientras que la cocaína, las anfetaminas y los alucinógenos sólo la psicológica.

    Los investigadores han logrado luchar contra la dependencia  física de la adicción pero tienen dificultades con la neutralización de la incomodidad mental que produce la falta de consumo de drogas.

    Un grupo de investigadores, dirigidos por George Koob del Instituto de Investigación Scripps en la ciudad de La Jolla, en Estados Unidos, trató de curar a  ratas que sufren de adicción a la cocaína, experimentando con diversos agentes antidrogas.

    Koob y sus colegas  notaron que muchos de los síndromes negativos, asociados con el mono por falta de cocaína, se producen debido a una mayor actividad de la hormona del estrés, dinorfina y los receptores relacionados con el cerebro de los roedores drogadictos.

    Los científicos explican que el consumo de cocaína, no sólo provoca un aumento de la actividad en el centro de placer del cerebro, sino que también fortalece las células que producen la dinorfina.

    Este fenómeno es una de las razones de la dificultad de negarse a la cocaína. Un alto nivel de dinorfina en el cerebro del adicto crea una sensación permanente de tensión e incomodidad, que es suprimida por una porción adicional de la droga.

    "Nuestros estudios anteriores demostraron claramente que el consumo continuo de cocaína conduce a una supresión del estado positivo del sistema de recompensa en el centro de placer y al fortalecimiento posterior de los mecanismos de estrés",  dijo uno de los miembros del grupo Sunmee Wee del Instituto de Investigación Scripps.

    Los narcologos trataron de neutralizar el efecto de ambos efectos, la supresión del sistema de recompensa y la alta tensión en el centro de estrés, con ayuda de una inusual combinación de fármacos que actúan sobre diferentes partes del cerebro.

    El primero de ellos, la buprenorfina que bloquea el trabajo de los receptores opioides, relacionados con el trabajo del centro de estrés del cerebro. Un medicamento que nos e utiliza en la práctica médica debido al riesgo de causar dependencia, similar a la heroína.

    Los investigadores fueron capaces de neutralizar este efecto por la medición exacta de la  dosis con otro medicamento, naltrexona. Esta conbinación bloquea los receptores mu-opioides y se utiliza ampliamente en el tratamiento de la adicción a la heroína en la práctica médica.

    Los científicos experimentaron la mezcla de los dos fármacos en ratas que sufren de adicción a las drogas. Pocos días después del inicio de la terapia en los animales para librarlos de la adicción a la cocaína y a la buprenorfina, se confirmó la eficacia del métodos de los investigadores.

    Sin embargo, no está claro cómo este medicamento puede afectar a la salud mental y física. Por otro lado, otros métodos para combatir la adicción a la cocaína no existen todavía por lo que este nuevo método puede ser objeto de ensayos clínicos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik