En directo
    Ciencia

    Consorcios energéticos recurrirán la renuncia del Gobierno alemán al uso de plantas nucleares

    Ciencia
    URL corto
    0 2 0 0

    Los consorcios energéticos alemanes planean recurrir en el Tribunal Constitucional la decisión del Gobierno del país de renunciar por completo al uso de centrales atómicas hacia 2022, informó hoy la revista Spiegel.

    Los consorcios energéticos alemanes planean recurrir en el Tribunal Constitucional la decisión del Gobierno del país de renunciar por completo al uso de centrales atómicas hacia 2022, informó hoy la revista Spiegel.

    Según ese medio noticioso, los consorcios exigirán compensarles el respectivo daño, el que valoran en decenas de miles de millones de euros.

    Originalmente, Alemania tenía previsto desactivar sus reactores nucleares para 2050, pero la canciller federal, Angela Merkel, insistió en acelerar el proceso a raíz de la avería que se produjo en la central atómica de Fukishima del Japón.

    En opinión de juristas, las autoridades de Alemania no adujeron argumentos convincentes a favor de la renuncia a utilizar centrales nucleares.

    La administración del consorcio E.On afirma, en particular, que la renuncia a usar plantas nucleares contradice la Constitución de Alemania, porque en el año 2000 fue aprobado el volumen total de la energía que las centrales atómicas deben generar antes de su cierre.

    La capacidad total de las plantas nucleares en Alemania se calcula en torno a 21,5 millones de megavatios, o un 23% de la electricidad consumida en 2009, según el Ministerio nacional de Economía y Tecnologías.

    El coste de la energía nuclear no rebasa 2,65 céntimos de euro por kilovatio, lo que convierte esta fuente en la segunda más barata después de lignito (2,4 céntimos). La energía eólica cuesta nueve céntimos de euro por kilovatio; la generada por el gas, 4,9 céntimos; la de centrales hidroeléctricas, 4,3 céntimos; y la elaborada a partir de carbón, 3,35 céntimos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik