En directo
    Caricaturas

    Las balas ya no son suficiente: los estadounidenses compran gas lacrimógeno

    Caricaturas
    URL corto
    Por
    1811
    Síguenos en

    EEUU es conocido por ser la nación más armada del mundo. Pero ahora, con los disturbios antirracistas azotando el país, las balas y las ametralladoras ya no parecen ser suficiente: los estadounidenses compran gas lacrimógeno.

    Las balas ya no son suficiente: los estadounidenses compran gas lacrimógeno

    La empresa Byrna Technologies, que provee de gas lacrimógeno a la Policía y al Ejército de EEUU, ha registrado un aumento en la demanda de su nuevo lanzador de munición química.

    El Byrna HD se parece a una pistola y se produce en siete colores, desde el rosa hasta el marrón amarillento. Puede disparar tanto una bola del tamaño de una moneda de 25 centavos o una que esté llena de una mezcla de gas lacrimógeno y de spray de pimienta. 

    El segundo tipo de la munición explota tras impactar en el blanco y, según la compañía, puede "incapacitarlo durante 30 minutos, causando ceguera temporal y dificultad respiratoria", escribe la agencia estadounidense Bloomberg.

    Estas ventas han sido impulsadas por la ansiedad que causó la pandemia en la sociedad estadounidense y las olas de protestas que siguieron tras la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía. Siendo en su mayoría pacíficas, algunas de estas manifestaciones acabaron con violencia y saqueos.

    Sean Hannity, presentador de la cadena Fox News, comunicó en junio a sus espectadores que poseía varias armas Byrna HD y que estas "podrían ser una alternativa en una situación muy volátil y peligrosa" como la que se vivió en EEUU. 

    Como resultado, las ventas del nuevo lanzador de gas lacrimógeno se dispararon. Los pedidos en línea subieron en las siguientes 24 horas tras la emisión del programa, surtiendo ingresos de casi 2,5 millones de dólares. Los pedidos entregados durante aquel día superaron el total registrado por la empresa durante los primeros 14 meses tras la puesta a la venta del arma. También los ingresos superaron a los netos de 1,34 millones de dólares que Byrna Technologies había reportado en los seis meses anteriores.

    Como resultado, las acciones de Byrna han subido más de un 500% durante este año, conduciendo a que la empresa casi haya triplicado su valor bursátil desde la muerte de Floyd. 

    Ahora, el lanzador se vende al por menor por unos 325 dólares mientras la munición química extra del calibre 68 se comercializa por unos 300 dólares con una caja de 95 balas. Las miras láser y las fundas de hombro tácticas también se venden por separado.

    La empresa, que tenía 14 empleados a finales del 2019, asegura que los compradores no necesitan someterse a comprobaciones de antecedentes o conseguir permisos para adquirir el Byrna HD. Califica a su lanzador de "un arma de autodefensa no letal más segura y eficaz que las que se venden en el mercado" actualmente y afirma que los clientes pueden "salvar sus vidas" sin riesgo de matar a alguien.

    Pero los expertos advierten que eso no significa que los dispositivos como estos no sean capaces de causarle daño a la gente. Diane Calello, directora ejecutiva del Centro de Envenenamiento de Nueva Jersey, señaló a Bloomberg que el gas lacrimógeno y el aerosol de pimienta causan espasmos y dolor en los ojos, y que pueden afectar el sistema respiratorio.

    Si bien Calello no ha estudiado el Byrna HD, sí que ha tratado a personas expuestas al gas lacrimógeno. Si el contenido de irritantes químicos es lo suficientemente alto, estos pueden causar lesiones permanentes a largo plazo, incluidas quemaduras en la córnea y daños respiratorios, específicamente para aquellas personas que sufren condiciones como el asma.

    Las ventas de armas de fuego convencionales también han aumentado durante este año en EEUU. Por ello, la verificación de antecedentes realizada por la Oficina Federal de Investigación alcanzó un récord en junio.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook

    Más viñetas