En directo
    URL corto
    Por
    0 111
    Síguenos en

    Desde que la Administración Trump decidió culpar al Gobierno chino por la propagación de la pandemia de coronavirus, una enorme maquinaria de propaganda se puso en marcha para justificar la ofensiva ¿El objetivo? Desprestigiar no solo a Xi Jinping sino también a los Gobiernos y organismos internacionales que se interpongan en su relato.

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) fue elegida como uno de los principales blancos de esta campaña luego de negarse a adoptar la narrativa norteamericana. Con una argumentación débil y efectista, pero con una gran red de medios de comunicación a su favor, las inicialmente absurdas teorías conspirativas propuestas por el Departamento de Estado se fueron transformando en adornadas 'verdades' de primera plana. Una de ellas es el Taiwangate.

    La historia

    Comenzó el pasado 20 de marzo cuando el Gobierno de Taiwán mencionó haber advertido a la OMS que el coronavirus podía transmitirse de persona a persona, a través de un correo electrónico enviado al organismo el 31 de diciembre de 2019. Casi un mes después, el ministro de Salud de la isla, Chen Shih-chung, citó públicamente el texto, luego de que la OMS declarara no haber recibido el aviso en cuestión.

    Al darse a conocer el contenido del correo electrónico, voceros de la organización internacional dijeron a Reuters que desconocían la forma en la cual había sido comunicada la supuesta advertencia sobre la forma de transferencia del virus, ya que el contenido del citado correo no hacía referencia a esta.

    Taiwán es una isla administrada por el Gobierno chino. A pesar de sus reclamos de independencia, ni la ONU ni los organismos internacionales que se hayan bajo su órbita, la reconocen como un Estado independiente. Hoy su Gobierno mantiene su postura separatista, la cual es apoyada por Estados Unidos.

    El correo electrónico

    Conforme a lo informado por el ministro de Salud taiwanés el 11 de abril, el correo decía lo siguiente: 

    "Fuentes de noticias indican hoy que al menos siete casos de neumonía atípica fueron reportados en Wuhan, China. Sus autoridades sanitarias respondieron a los medios que no creían que los casos fueran SARS; sin embargo, los ejemplos están todavía bajo estudio y los casos fueron aislados para tratamiento. Agradecería mucho si tienen información relevante para compartir con nosotros. Muchas gracias por su atención en este asunto".

    Como puede observarse, el contenido del mensaje no parece alertar sobre el modo de contagio del coronavirus. Quizás por eso las autoridades taiwanesas decidieron emitir un nuevo comunicado días después para apuntalar su versión.

    (…) "La pieza de prensa emitida por los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwán (CDC, por sus siglas en inglés) dice que "Para ser prudentes, en el correo electrónico [del 31 de enero de 2019] nos esforzamos por referirnos a la neumonía atípica, y notamos específicamente que los pacientes habían sido aislados para recibir tratamiento. Los profesionales de la salud pública podían discernir de esta redacción que había una posibilidad real de transmisión de la enfermedad de persona a persona. Sin embargo, debido a que en ese momento todavía no había casos de la enfermedad en Taiwán, no podíamos afirmar de manera directa y concluyente que había habido transmisión de persona a persona".

    Lo que parece una forzada sugerencia indirecta de parte del Gobierno taiwanés a la OMS no contempla que, además, las inquietudes sobre este tema eran en ese momento cuasi generalizadas. La posibilidad de que el virus pudiera contagiarse entre humanos estuvo abierta desde que China notificara a la OMS sobre el primer conglomerado de casos de neumonía en Wuhan, el 31 de diciembre de 2019.

    Las autoridades isleñas no fueron las únicas en comenzar a tomar medidas preventivas en este sentido. Durante la primera semana de enero, Singapur y Corea del Sur ya aplicaban el aislamiento en tratamientos a pacientes con neumonía, mientras Hong Kong instalaba sistemas de detección térmica adicionales en su aeropuerto, según reporta el New York Times. Asimismo, la OMS comunicaba que todos los pacientes tratados en China se encontraban aislados y recomendaba compartir el historial de viaje a casos sospechosos de neumonía.

    El viaje y la evidencia

    Según informa el Gobierno taiwanés en el comunicado ya citado, (…) "a mediados de enero, los CDC de Taiwán enviaron expertos a Wuhan para comprender mejor la epidemia, las medidas de control tomadas allí y el historial de exposición de los pacientes. Con base a investigaciones preliminares, Taiwán determinó que esta forma de neumonía podría propagarse a través de la transmisión de persona a persona".

    La forma ambigua que utiliza el Gobierno taiwanés para referirse a la fecha del viaje a Wuhan hace aún más confusa su versión, ya que el 13 de enero la OMS confirmó que investigaba la probabilidad de transmisión del coronavirus entre seres humanos, característica que terminó ratificando el día 22 del mismo mes. Si entendemos que "mediados de enero" corresponde al día 15 se podría concluir que el Gobierno isleño 'determinó' lo mismo que la OMS comunicó dos días antes.

    Otra fuente arroja mayor precisión sobre la fecha en la cual las autoridades taiwanesas informaron oficialmente sus sospechas relativas al contagio del virus: los reportes oficiales emitidos casi diariamente por las CDC de Taiwán en su página web. Las primeras referencias al viaje de especialistas isleños y a la probabilidad de que el coronavirus se pudiera transmitir de persona a persona se encuentran en una edición del 20 de enero, o sea, 7 días después del anuncio realizado por la OMS. No existe referencia a este asunto en los reportes publicados con anterioridad a esa fecha.

    La conclusión

    Habiendo analizado el contenido del correo electrónico enviado por las autoridades taiwanesas, los comunicados oficiales de los CDCs que están a su cargo y la información publicada por la OMS en su página oficial, es posible concluir que:

    • El contenido del correo en cuestión es demasiado ambivalente e impreciso como para considerarlo una 'advertencia' sobre el traspaso del coronavirus de persona a persona;
    • Tanto la OMS como China y varias naciones asiáticas consideraron esa posibilidad desde el 31 de diciembre de 2019.

    ¿Ya podemos decir que el 'sólido caso de Taiwán' presentado por un sinnúmero de medios de comunicación no es más que una operación de prensa a gran escala con fines geopolíticos?

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Etiquetas:
    Organización Mundial de la Salud, EEUU, China, Taiwán, pandemia de coronavirus, coronavirus de Wuhan, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook