Widgets Magazine
En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

    AMLO hace recordar a Echeverría y López Portillo

    © REUTERS / Henry Romero
    URL corto
    Ricardo Ortiz Esquivel
    Ricardo Ortiz Esquivel
    7221

    Todos los días cuando escucho hablar al presidente López Obrador o hacer una declaración, pareciera como si estuviéramos volviendo a los años del presidencialismo más tóxico que ha vivido México en su historia moderna: los sexenios de Luis Echeverría (1970-1976) y José López Portillo (1976-1982).

    La palabra sabia del presidente es la parte oficial del Gobierno federal, él tiene siempre la razón, los otros son los que se equivocan.

    La terquedad de Andrés Manuel, su ego como presidente, sus maneras, sus proyectos "caprichos", el volver a que el Estado sea un actor principal en la economía, el criticar a los neoliberales y hablar siempre de sus "adversarios", reflejan el echeverrismo y el lópezportillismo que están dentro de sus venas.

    Venerar a Juárez, Lázaro Cárdenas, a los revolucionarios mexicanos y creerse una parte de ellos, es una semejanza de lo que se vivió del 70 al 82.

    Tener el ego de hacer creer a México que una "cuarta transformación" se llevará a cabo en este sexenio, al igual y como López Portillo le vendió la idea a los mexicanos de que se acostumbraran a "administrar la abundancia" o que el modelo de Desarrollo Compartido de Echeverría era lo esencial para los mexicanos, pues el Desarrollo Estabilizador era un modelo inexistente para aquellas épocas. Todo esto nos hace pensar que el Gobierno morenista (federal) pretende hacerle creer al mexicano algo que es una utopía.

    Relacionado: Presidente mexicano López Obrador expresa satisfacción con su tarea a 100 días de Gobierno

    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México
    © AP Photo / Marco Ugarte
    Andrés Manuel culpa a los 36 años de neoliberalismo que tuvo México (ya fue abolido según él), culpa a Salinas de Gortari de ser el padre de la corrupción, culpa al modelo neoliberal que ha llevado a la desigualdad a este país, pero entrega un Plan Nacional de Desarrollo en donde enfrasca lo que será una fusión de política económica con política social que contiene prácticas populistas y demagógicas que se veían con López Portillo y el mismo Echeverría.

    Entiendo que se deba culpar al pasado por todo, entiendo que con Miguel de la Madrid entraron los tecnócratas en diciembre de 1982  y de ahí se viniera un interrumpido período de corrupción y desigualdades, pero a Andrés Manuel se le olvida que los causantes de que llegara el modelo neoliberal a México fueran los mismos presidentes en donde López Obrador empezó sus primeros pininos como priista. También se le olvida que Díaz Ordaz le dejó una deuda externa a Echeverría de 6.000 millones de dólares, y para 1976, Echeverría le dejaría una deuda externa a López Portillo de más 20.000 millones de dólares.

    También: ¿Cómo marcha la cuarta transformación de México?

    Otra cuestión es el dólar, el cual desde 1954 estaba en un precio fijo de 12,50 pesos por billete verde, y al final del sexenio echeverrista llegó a los 20 pesos por dólar. ¿Por qué se le olvida eso?

    ¿Por qué se le olvida al presidente López Obrador que en 1976 se tuvo que devaluar la moneda nacional y después, eso trajo una crisis nacional que le fue heredada a López Portillo?

    ¿Por qué no critica la inflación del sexenio de López Portillo, la cual fue de 459%  y el tipo de cambio pasó de 22 pesos por dólar hasta 150 pesos? ¿Por qué no critica la deuda externa que pasó de 20.000 millones de dólares a 58.874 millones de dólares?

    El neoliberalismo llegó gracias a las malas decisiones de los presidentes proteccionistas, nacionalistas y populistas.

    Por otra parte, vemos que López Obrador está buscando la autosuficiencia en los alimentos y en la gasolina, algo que en estos tiempos parece ser bastante difícil y muy caro. Recordemos lo que pasó con el Servicio Agroalimentario Mexicano de López Portillo en el 80, donde solamente un año resultó ser benéfico, para después ser un fracaso económico y derroche de gasto público.

    En contexto: El Gobierno de México denuncia una "campaña negra" en el documental 'Populismo en América'

    No olvidemos que tener una economía basada en el petróleo fue lo que dio lugar a tener una de las peores crisis nacionales en la historia financiera de México.

    Es ver y recordar lo que le pasó a Pemex cuando se le dio todo el apoyo para la producción de petróleo.

    Por igual, es necesario volver a lo que pasó en el 75 con el discurso antiempresarial de Echeverría, donde llamó a los empresarios del pasado "riquillos" y esto fue una deriva a que se fugaran capitales al extranjero. Lo mismo pasó con López Portillo cuando declaró que "ya nos saquearon, México no se ha acabado. No nos volverán a saquear".

    Andrés Manuel por el momento tiene una relación hipócrita con los empresarios, pero esperemos que mire hacia el pasado y comprenda que los capitales se pueden fugar bastante rápido.

    Te puede interesar: Tres claves de la nueva política energética en México

    En ocasiones, se vive un ambiente que no avanza hacia el 2024, sino que retrocede para 1976 o 1982.

    La demagogia, el populismo y mañas, las aprendió muy bien López Obrador de esos dos personajes que dejaron en la ruina a México.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Etiquetas:
    política, Andrés Manuel López Obrador, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik