Widgets Magazine
21:12 GMT +318 Septiembre 2019
En directo
    La bandera de Colombia con la palabra 'Paz'

    Las 'heridas abiertas' de Colombia

    © REUTERS / John Vizcaino
    URL corto
    Por
    150
    Síguenos en

    El desplazamiento forzado, los falsos positivos y el persistente asesinato de líderes sociales son las principales heridas abiertas del pueblo colombiano.

    Las heridas del pueblo colombiano no cicatrizan. Son heridas que están abiertas en el alma de millones de personas; permanecen vivas. Son heridas profundas, absolutamente, profundas. El dolor que produjo y produce la violencia en el país no cesa todavía. La horrible noche de sufrimientos no ha pasado, a pesar de la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la exguerrilla de las FARC.

    El desplazamiento forzado es una de las heridas abiertas por donde respira el dolor de millones de colombianos.

    De acuerdo con cifras oficiales, en Colombia hay a la fecha 8,7 millones de personas víctimas de desplazamiento forzado censadas en el Registro Único de Víctimas (RUV) de la Unidad de Víctimas.

    El asesinato de los líderes sociales es otra de las principales venas abiertas por donde se está desangrando Colombia.

    Más aquí: "Asesinatos de líderes sociales en Latinoamérica quedan impunes"

    Estos crímenes han dejado de ser noticias de primera plana, pero el derramamiento de sangre no ha cesado. El año 2018 fue una pesadilla para los líderes sociales, fueron asesinados 164.

    Además, la Defensoría del Pueblo de Colombia ha informado que desde el 1 de enero de 2016 al 30 de noviembre del 2018, unos 423 líderes sociales y defensores de derechos humanos han sido asesinados.

    De hecho, el senador y líder indígena colombiano Feliciano Valencia denunció recientemente a través de la red social Twitter el atentado perpetrado contra su hermano y también líder social indígena, Germán Valencia.

    Los líderes comunitarios colombianos no han conocido todavía la paz; para ellos no ha habido un cese de la violencia.

    Además: "Visita de CIDH a Colombia fortalecerá protección a defensores de DDHH"

    En efecto, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA) ha manifestado estar alarmada y condena el asesinato persistente de los líderes sociales.

    El sufrimiento y la violencia en Colombia persisten. En lo que ha transcurrido del Acuerdo de Paz firmado por el Estado colombiano y la exguerrilla de las FARC, grupo convertido hoy en el partido político legal Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), han sido asesinados al menos 40 exmiembros.

    El hecho trae a la memoria el exterminio cometido contra el partido político legal de la Unión Patriótica, UP de Colombia.

    Todavía no se ha cerrado totalmente la herida de los llamados 'falsos positivos'; las ejecuciones extrajudiciales de civiles que luego eran presentados por el Ejército y la Policía como miembros de grupos armados ilegales caídos en combates.

    También: Detienen a ocho militares en Colombia por un presunto nuevo caso de "falsos positivos"

    En consecuencia, la Corte IDH condenó al Estado colombiano por los 'falsos positivos' o ejecuciones extrajudiciales.

    Por su parte, la fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda, emitió su informe anual sobre las Actividades de Examen Preliminar de 2018.

    En lo que respecta a Colombia, la Fiscalía de la CPI informa que es conocedora de la situación de este país.

    En el documento, titulado "Informe sobre las actividades de examen preliminar (2018) — Colombia", de 12 páginas, con fecha del 5 de diciembre de 2018, la fiscal Bensouda afirma que además de conocer la situación de Colombia en el contexto de los más de 50 años de conflicto armado, de conformidad con la información que ha recibido, concluye que existen fundamentos razonables para creer que se han cometido crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra en el país.

    El informe de la Fiscalía de la CPI indica que el Tribunal Internacional tiene la lupa sobre Colombia.

    También manifiesta que es sabedora de los asesinatos de civiles cometidos por miembros de la Fuerza Pública con el fin de presentarlos como combatientes muertos en enfrentamiento, o falsos positivos.

    La CPI comunica asimismo que está preocupada por las modificaciones introducidas en la Justicia Especial para la Paz (JEP).

    El documento de la fiscal Bensouda despierta la esperanza de que de ser necesario la Corte podría impartir justicia en Colombia, aunque fuese de forma complementaria.

    No hay dudas de que la justicia, la verdad, la reparación integral y las garantías de no repetición son para las víctimas los mejores cicatrizantes de las heridas producidas por el asesinato de los líderes sociales, las ejecuciones extrajudiciales (falsos positivos) y el desplazamiento forzado.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Etiquetas:
    asesinatos, líderes sociales, heridas, falsos positivos, derechos humanos, conflicto, FARC, Colombia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik