En directo
    Andrés Manuel López Obrador, presidente de México (archivo)

    De las 'mañaneras' a las 'nocheras'

    © REUTERS / Edgard Garrido
    URL corto
    Ricardo Ortiz Esquivel
    Ricardo Ortiz Esquivel
    0 22

    Las conferencias de prensa del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se han vuelto una nueva parte en la vida política del país.

    Todos los días nos encontramos con las más recientes declaraciones de nuestro presidente. Escuchamos desde lo más básico hasta lo más difícil y también lo que causa polémica en los medios y entre los mexicanos. Vemos a un presidente que empieza desde las 6 a. m. hasta el anochecer, todo sea por trabajar y que se vea que está empezando el surgir de la cuarta transformación de México. Cada día escuchamos alguna nueva frase, una iniciativa llevada al Senado o a la Cámara de Diputados, la cancelación de una reforma, o que no se puede tener a una clase burócrata rica y a un pueblo pobre, Santa Lucía, la Reforma Educativa, la pelea exhaustiva con el Poder Judicial, el Tren Maya, Texcoco, etc. 

    Es desgastante y a la vez interesante escuchar lo que pensó y planteó López Obrador. Es un presidente que le quiere dejar en claro al "pueblo bueno" que trabajará para ellos y los adversarios, que se reducirá su sueldo a 108.000 pesos —5.370 dólares— y que peleará para que nadie gane más que él. Dejó el avión presidencial José María Morelos y Pavón y lo sacó del país, queriendo venderlo y saliendo una realidad totalmente diferente a lo que se planeaba. Toma vuelos comerciales y viaja con el pueblo, le aplauden y hace creernos que el presidente es como cualquiera de los 130 millones de mexicanos, consecuentemente, no debe haber lujos. La gente se le acerca y se toma fotos, sus seguidores le creen y le echan porras en los mítines oficiales, en el aeropuerto o en la calle, le toman fotos en la cadena de tiendas Oxxo y come en lugares no 'fifís', hace fila y está cercano a cualquier persona.

    No te lo pierdas: La primera batalla perdida del Gobierno de AMLO

    Debo decir que es un presidente que tiene el carisma para atraer masas, te hace reflexionar y pensar que tal vez sea bueno apoyarlo a él y a su equipo de trabajo. Se da aires de pueblo y contagia su fervor trabajador y conciliador, la gente lo respalda y protesta en contra de los magistrados en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, crea divisionismo entre los mexicanos, pero no está de acuerdo con el uso de la violencia.

    Las personas piensan que AMLO resolverá todos sus problemas. Ahora a los pobres les toca y a los ricos después, nos dice que el sur y sureste son tierras que han sido marginadas —lo cual es cierto— desde hace mucho tiempo y es ya hora de reactivarlas.

    En sus conferencias de prensa responde a todas las preguntas, en algunas habla cordialmente y en otras con un tono de hartazgo, como cuando le preguntaron lo de la autonomía de la UNAM. Es uno al estar en el Palacio Nacional o en una reunión importante, pero es otro en lugares públicos. 

    Te puede interesar: Presidente mexicano: "Tengo las riendas del poder en las manos"

    Su eslogan es acabar con la corrupción, no fallarle a la gente, bajar los sueldos a los que ganan más que él y subirlos a lo que ganan poco. Quiere aplicar su régimen de "punto final" y empezar de nuevo en todos los sentidos. Es terco y lobo de mar a la vez. Quiere mostrarnos que estos seis años son de mucho trabajo y poco descanso.

    Pone en los carteles oficiales del Gobierno Federal a los "héroes que nos dieron patria" o los más mexicanos Hidalgo, Morelos, Juárez, Madero y Cárdenas. Nos inculca que esos son los verdaderos padres de la patria, pero si en verdad nos ponemos a ver su parecido histórico, por lógica serían Madero y Echeverría. 

    El Presupuesto Federal 2019 se hizo pensando en sus propuestas y promesas. Le quitó dinero a algunos temas importantes de los estados y abrirá más apoyos a los programas sociales federales ya pensados.

    Asuntos relacionados: López Obrador: México cumplirá deuda con inversores de obra de aeropuerto cancelada

    El Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) es un tema que pone en riesgo a la deuda pública del país. Los tenedores de bonos no aceptan la propuesta de Hacienda, entonces esto puede llevarse a tribunales en EEUU y con eso poner en riesgo la imagen del país. Nuestro presidente tratará de cancelar el aeropuerto de Texcoco sin importar el riesgo, no quiere quedar mal con sus 30 millones de seguidores y con los más desamparados que jamás se han subido a un avión ni saben de aeronáutica. Santa Lucía es un orgullo y una imagen austera que quiere dar AMLO en su sexenio, nos quiere decir que con poco se puede hacer mucho, pero puede pasar al revés.

    La autonomía de la Suprema Corte, Banxico, la Fiscalía General, las universidades y otras más se "respetarán". Eso según su palabras, pero no sabemos si eso pueda cambiar en un año, dos o tres, dependiendo qué tanto poder quiera tener Morena y el Poder Ejecutivo. Lo que pasó en días anteriores con el pequeño error de la iniciativa educativa, puso a temblar a los analistas y las mismas universidades públicas. Nos dicen que fue un simple error de edición y que nos seamos tan exigentes, pero no sabemos si esto pudo haber sido una simple coincidencia o darnos a entender qué tipo de sexenio tendremos.

    Tema relacionado: Presidente mexicano anuncia presupuesto "equilibrado" y sin nueva deuda pública para 2019

    El único que manda y mandará será nuestro presidente, los legisladores de Morena siendo mayoría en el Congreso tendrán que decir a todo 'sí' y por los acontecimientos que hemos visto en los primeros 15 días de mandato, nos hace suponer que este Gobierno es lo mismo que el priismo de los años 70 y 80, cuando se le tenía que aplaudir y hacerle los honores a todo lo que dijera el presidente de la república.

    Las conferencias mañaneras son un medio para hacernos sentir parte del Gobierno Federal y que estamos juntos tomando decisiones.

    Cada día saldrán nuevas declaraciones que fijarán el rumbo de nuestro país, las 'nocheras' son las declaraciones repetidas en los medios de comunicación para aludir y analizar qué dijo AMLO. Se hacen mesas de discusión y se debate si es bueno o malo lo que hace el presidente. Sabemos que por el momento el PRI y el PAN están sepultados. Estos querrán ser una oposición para buscar un equilibrio en la vida política de nuestro país, pero no sabemos qué tanto Morena quiera dejarse pisotear por sus rivales.

    Además: López Obrador comienza mandato con altas expectativas en México

    Nos guste o no, el nombre del presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, será repetido desde la mañana hasta la noche por seis años.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    rueda de prensa, Andrés Manuel López Obrador, México