En directo
    Donald Trump, presidente de EEUU

    El TLCAN se tambalea: Trump amenaza con desatar una guerra comercial

    © REUTERS / Kevin Lamarque
    URL corto
    Ariel Noyola Rodríguez
    Ariel Noyola Rodríguez
    441

    El Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se está tambaleando. Los resultados alcanzados son muy pobres y los temas de mayor controversia siguen sin resolverse. A pesar de las amenazas de EEUU de desatar una guerra comercial, el Gobierno de México confía en que una segunda versión del acuerdo comercial será posible.

    La séptima ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que concluyó hace unas horas con una conferencia ministerial en un lujoso hotel de la ciudad de México, puso al descubierto las tensiones entre los Gobiernos de Canadá, EEUU y México. Los tres países comenzaron a realizar encuentros para trabajar en la modernización del tratado desde agosto del año pasado y, no obstante, hasta el momento siguen sin poder alcanzar un acuerdo definitivo.

    La actualización del TLCAN se mantiene en el aire. No existe ninguna garantía de que el acuerdo comercial consiga sobrevivir, al contrario, la ruptura de las negociaciones se perfila como una posibilidad que puede materializarse en cualquier momento. El presidente de EEUU, Donald Trump, rehúsa dar su brazo a torcer. La apuesta de Washington es imponer sus condiciones en cualquier caso. Las oportunidades para lograr un acuerdo de mutuo beneficio no son muchas.

    La 'buena química' que varios de los integrantes de los grupos de negociación dicen tener entre ellos contrasta con los pobres resultados registrados hasta ahora. Las diferencias de opinión sobre el TLCAN entre el ejecutivo de EEUU por un lado, y Canadá y México por el otro, son muy evidentes.

    Además: México y Canadá pactan seguir en TLCAN aun sin EEUU

    Mientras que para el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, el TLCAN es un acuerdo comercial que ha producido beneficios para los tres países, para Trump constituye el peor tratado firmado en la historia de EEUU.

    La intransigencia persistente de Trump

    El tiempo se está agotando. Ya se cumplieron más de seis meses desde la primera ronda de negociaciones. México realizará su elección presidencial el próximo 1 de julio y EEUU celebrará elecciones intermedias en noviembre. A los inversionistas les urge despejar los temores sobre una posible salida de EEUU del TLCAN pero los resultados alcanzados hasta el momento son mínimos. De los 30 capítulos que abarca la negociación del tratado comercial, apenas y se han logrado puntos de acuerdo en seis.

    No se lo pierda: EEUU publica sus objetivos actualizados para renegociar el TLCAN

    Los Gobiernos de Canadá y México se resisten a aceptar todas y cada una de las propuestas que la Administración estadounidense ha puesto sobre la mesa. Varias de ellas las consideran totalmente inaceptables. Las reglas de origen y los paneles de solución de controversias son algunos de los temas que, por las grandes divergencias entre las partes, se han venido aplazando a lo largo de las siete rondas de negociaciones.

    Sin éxito, las posturas de Canadá y México se han venido flexibilizando frente a varios de los planteamientos del equipo de negociación de EEUU. Por ejemplo, el ministro de Economía de México, Ildefonso Guajardo, terminó aceptando la revisión del TLCAN cada cinco años, tal y como lo había propuesto el ejecutivo estadounidense.

    "Comprometámosnos a evaluar cada cinco años la continuidad del Tratado. Y no pautar una muerte súbita", apuntó Guajardo el noviembre pasado.

    Las reglas de origen es otro rubro de gran tensión. Parece imposible adoptar una postura en común. EEUU busca elevar el contenido nacional de las mercancías producidas por los países que integran el TLCAN.

    Para Trump significa la oportunidad de fortalecer la industria estadounidense, es decir, devolver el liderazgo económico mundial a la Unión Americana. En octubre, EEUU propuso a Canadá y México elevar de un 62,5 a un 85% las reglas de origen para automóviles. El magnate de Nueva York exige que un 50% sea de contenido estadounidense. Empresarios mexicanos consideran inaceptable la propuesta de EEUU, pues sus costos de producción se verían aumentados exponencialmente.

    Lea más: Las propuestas de Trump para el TLCAN "socavan totalmente el acuerdo"

    El Gobierno canadiense, por su parte, intentó aliviar las exigencias de Trump a través de 'propuestas creativas', sugiriendo a EEUU que para calcular el valor de los vehículos, se tomaran en cuenta otros factores como el sistema de software. La propuesta no tuvo eco: Washington rechazó el planteamiento. Así las cosas, en las últimas rondas los equipos de negociación se han declarado dispuestos a abordar los temas de mayor controversia pero no hay resultados concretos.

    Todo va bien para el Gobierno de Peña Nieto

    Se había anunciado con suficiente antelación que las reglas de origen iban a tratarse durante la séptima ronda, pero a la postre no resultó así. El negociador sobre las reglas de origen de EEUU, Jason Bernstein, fue convocado de manera sorpresiva por su Gobierno y las grandes empresas de producción de automóviles para intercambiar opiniones acerca de las propuestas sobre el tema antes de continuar las conversaciones.

    El panorama para Canadá y México se ha vuelto más sombrío durante los últimos días. El TLCAN se tambalea. Sucede que en plena negociación de la séptima ronda, Trump anunció vía Twitter su decisión de imponer aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio. A su juicio, las guerras comerciales son fáciles de ganar, e indispensables para robustecer la industria de EEUU que, desde hace muchos años, se encuentra en franco declive por la firma de pésimos acuerdos comerciales.

    Le puede interesar: TLCAN, reducción de impuestos en EEUU y elecciones: los riesgos de la economía en México

    A pesar de todo, llama la atención que el ánimo entre los funcionarios del Gobierno de México no decae. Para ellos, las amenazas proteccionistas de Trump no contaminan en absoluto las negociaciones del acuerdo comercial. Les da lo mismo que Trump haya condicionado la aprobación del TLCAN a la construcción de un muro fronterizo. Tampoco parece importarles que, semanas antes, Peña Nieto se haya visto obligado a cancelar su visita oficial a EEUU luego de hablar por teléfono con Trump. En definitiva, se tomaron muy en serio aquella frase de que el optimismo mata al último.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Además:

    "TLCAN afectó a muchos en EEUU y debe ser modernizado"
    'Chespirito' y la renegociación del TLCAN
    Canadá cree que el TLCAN no está muerto
    México rechaza la amenaza de Trump de imponer aranceles al aluminio para renegociar TLCAN
    Etiquetas:
    libre comercio, cooperación, acuerdo, TLCAN, Justin Trudeau, Donald Trump, Enrique Peña Nieto, Canadá, EEUU, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik