En directo
    Singapur

    Del tercer mundo al primero: un 'tigre asiático' posee la fórmula del éxito

    © Sputnik / Alexey Kudenko
    URL corto
    Evgeny Gusev
    Evgeny Gusev
    1250

    El Ministerio de Comercio e Industria de Singapur espera que la economía crezca este año entre el 1,5% y el 3,5%, informa la cadena Channel NewsAsia.

    Este moderado crecimiento del músculo económico de Singapur, que en los últimos años no ha parado de incrementar su peso, se sustentará en tres factores: el endurecimiento de la economía monetaria de EEUU, la pulsión proteccionista en el país norteamericano y las tensiones en la península de Corea.

    No obstante, esta ralentización no afectará a la imagen común de Singapur que, junto con Corea del Sur, Hong Kong y Taiwán, integra el grupo de cuatro tigres asiáticos.  

    Recientemente, las autoridades del país declararon que cada singapurense mayor de 21 años de edad recibirá una paga estatal de entre 100 y 300 dólares en 2018. En paralelo, Singapur espera alcanzar un superávit presupuestario récord en el ejercicio fiscal corriente.

    "Este paso refleja el prolongado compromiso del Gobierno de compartir los frutos del desarrollo de Singapur con sus ciudadanos", dijo Heng Swee Keat, ministro de Finanzas de Singapur, citado por el diario digital Today. Además, recientemente la agencia Bloomberg colocó a Singapur en el penúltimo lugar de su ranking de países más pobres del mundo. 

    Le podría interesar: ¿Qué país eligen los millonarios del mundo a la hora de emigrar?

    En tan solo medio siglo las autoridades singapurenses pudieron construir desde cero uno de los países más prósperos del mundo.

    Una herencia que no vaticinaba nada bueno

    En 1963, Singapur se independizó del Reino Unido y firmó el tratado de unión con Malasia. Múltiples enfrentamientos sangrientos y conflictos se produjeron entre los lugareños respecto a las futuras leyes del Estado en los dos años posteriores. Estos tumultos contribuyeron a que en 1965 Singapur quedara excluido de Malasia.

    Singapur carecía de recursos naturales propios, ni siquiera disponía de las suficientes reservas de agua potable. La mayor parte de la población era pobre, mientras que la corrupción acababa con los escasos restos del presupuesto del país.

    Durante una rueda de prensa sobre la exclusión de Singapur de Malasia, el primer ministro, Lee Kuan Yew, no pudo contener las lágrimas. En aquel entonces nadie podía imaginar que, tras medio siglo de reformas, el PIB per cápita de Singapur llegase a situarse en 2018 en más de 55.230 dólares, según los datos recogidos por el Fondo Monetario Internacional.

    ¿Cuál es la fórmula del éxito de Singapur?

    Las autoridades singapurenses hicieron su mayor apuesta por desarrollar los dispositivos electrónicos y las nuevas tecnologías. Este paso ayudó a implantar las soluciones tecnológicas en la ciudad-estado a comienzos del siglo XXI.

    Lo primero que hizo Singapur fue abrir sus puertas a las compañías extranjeras  —en primer lugar a las de EEUU—. La llegada de nuevas empresas solucionó el problema relacionado con el desempleo.

    Lea también: Los 14 países con los bancos más seguros del mundo… y sí, hay dos de América Latina

    "Saludamos a cada inversor. Hicimos todo lo posible para ayudarlos a lanzar la producción y establecer el negocio", escribió una vez Lee Kuan Yew en sus memorias, tituladas 'Singapur: del tercer mundo al primero'.

    El 24 de noviembre de 2014, Lee Hsien Loong, primer ministro de Singapur, lanzó oficialmente el proyecto Smart Nation —la Nación Inteligente—. Durante la implementación de este proyecto, el Gobierno de Singapur decidió aunar esfuerzos con distintos hombres de negocios para mejorar la calidad de vida de los singapurenses y modernizar la economía del país.

    El plan de las autoridades singapurenses incluyó cinco puntos: reducir el efecto causado por la sobrepoblación, combatir el envejecimiento, desarrollar la asistencia médica, la energía y el transporte.

    El Gobierno de Singapur también está invirtiendo sus recursos en investigaciones y apoya activamente a los científicos de dos importantes instituciones educativas del país: la Universidad Nacional de Singapur y la Universidad tecnológica de Nanyang.

    En los últimos 25 años, Singapur ha invertido más de 22.000 millones de dólares en proyectos de científicos jóvenes para ayudarles a empezar la producción de sus inventos. Desde 2011, las inversiones singapurenses supusieron una inyección económica para 400 empresas emergentes y contribuyeron a que se registraran 800 patentes en el país, informa el portal Theory and Practice.

    En marzo de 2016, las autoridades lanzaron el programa Smart Nation Fellowship —la Fraternidad de la Nación Inteligente— dirigida a atraer a Singapur a científicos, informáticos e ingenieros de todo el mundo. Los extranjeros debían trabajar en equipo con los singapurenses para crear las aplicaciones y desarrollar tecnologías capaces de mejorar la vida y la infraestructura del Estado.

    Lea más: Rusia y Singapur acuerdan promover helicópteros rusos en el Sudeste Asiático

    El periodista ruso Serguéi Belousov considera en su artículo para RBC que un individuo talentoso puede aportar más en un periodo corto de tiempo que miles de personas durante un milenio. En el mundo tecnológico la situación es la misma: hay solo un pequeño porcentaje de gente capaz de producir tecnologías eficaces y de vanguardia.

    "Todas las empresas, especialmente las vinculadas a las altas tecnologías dependen de los líderes y expertos particulares. Es importante encontrar a este pequeño porcentaje de empleados talentosos en todo el mundo. Las empresas líderes del mundo tecnológico, como Google, Facebook, Microsoft y Apple funcionan así", recalca el autor del artículo. 

    De acuerdo con Belousov, Singapur utiliza precisamente esta estrategia. A los analistas foráneos especializados en el ámbito de las tecnologías no les cuesta mucho trabajo y no les ocupa mucho tiempo conseguir el permiso de trabajo en Singapur. Tras pasar dos años en el país, los titulares del visado de trabajo tienen derecho a solicitar la cédula de vecindad o ciudadanía. 

    Este es uno de los plazos de naturalización más cortos del mundo, recalca Belousov.

    Le podría interesar: El nuevo milagro económico de África

    De hecho, el pasaporte de Singapur fue reconocido en 2018 como el más útil del planeta, según la clasificación compilada por la consultora Arton Capital.

    La fuerza del documento fue calculada en función del número de países cuyo titular puede visitar sin obtener visado o consiguiéndolo en el aeropuerto del país de destino. Los pasaportes de Singapur y Corea del Sur cuentan con 162 puntos, según el listado. Es decir, sus ciudadanos pueden acudir sin visa a 162 países.

    Aparte de eso, Singapur tiene un clima muy favorable para hacer negocios, ya que cuenta con un sistema fiscal muy eficaz: los grandes impuestos los pagan quienes cuentan con grandes ingresos.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Etiquetas:
    desarrollo, economía, Singapur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik