10:22 GMT +326 Septiembre 2017
En directo
    Explosión nuclear (imagen referencial)

    5 consejos para protegerte de un ataque nuclear

    CC0 / Pixabay
    URL corto
    Argelio García
    Argelio García
    1412776457

    Aunque, afortunadamente, con la llegada de Donald Trump al poder parece haberse desvanecido el fantasma de una guerra nuclear, el peligro aún existe y muchos ciudadanos del mundo se preguntan: ¿qué podemos hacer para protegernos?

    Hay pocas opciones pero, existen formas de sobrevivir a una catástrofe de tal magnitud. De acuerdo con expertos y publicaciones especializadas, hay 5 recomendaciones que pueden salvarte la vida:

    1. Busca refugio

    Si sobrevives a la explosión nuclear el paso más importante que debes seguir es encontrar un refugio.

    Estarás desconcertado, aturdido por la magnitud de los hechos que acaban de ocurrir y estarás preocupado por tus seres queridos, pero es prioritario que busques un sitio donde puedas estar a cubierto, según la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente de EEUU).

    Porque el peligro más temible después de la explosión, es la lluvia radioactiva, que es el fenómeno resultante tras una explosión nuclear.

    Los mejores refugios son los sótanos, casas con múltiples pisos y sobre todo, los espacios subterráneos (garajes y túneles), que reducen ampliamente el riesgo de radiactividad.

    Los materiales que mejor protegen de la radiación según la guía de la EPA son el hormigón, el ladrillo y la piedra. Mientras que las planchas metálicas y la madera ofrecen una protección insuficiente para largos períodos de tiempo.

    Lo ideal sería un tener un búnker habilitado pero, como la mayor parte de las personas no tenemos una estructura de protección semejante, pues hay que buscar otros medios.

    Es importante que el refugio disponga de protección por todos los lados para que no se filtren partículas radiactivas. Asimismo, es aconsejable mantenerlo caliente y seco, libre de partículas de polvo, que son especialmente peligrosas.

    Si estas en campo abierto, lo aconsejable es cavar una zanja de tierra y proteger la parte superior con tela, lona o incluso un paracaídas si se dispone de él. En casos de terrenos helados o pantanosos, al apilar bloques de césped con una estructura sólida alrededor se puede crear un refugio aceptable.

    Lea también: El búnker militar más grande de la URSS

    2. Mantente bajo techo

    Lo segundo que debes hacer, es no salir hasta pasadas las primeras 24 horas, a no ser que haya alguna circunstancia crítica (emergencia médica, carencia de agua, entre otras cosas). Según el experto en protección radiológica Brooke Buddemeier, la lluvia radiactiva desaparece entre las 6 y 24 horas tras la explosión, a no ser que se produzcan nuevos ataques.

    Hay que tener paciencia y esperar. Los servicios básicos —si quedan— estarán colapsados por la magnitud del ataque y la mayor parte de los medios de comunicación no funcionarán, a excepción de la radio.

    Lea más: Descubren a un 'Robinson Crusoe' en los bosques de Rusia

    3. Descontaminación

    Tras permanecer guarecidos en el refugio, lo que tenemos que proceder es a la descontaminación.

    Hay que sacudir la ropa de las partículas radioactivas que queden en ella, si hay agua, es recomendable lavarse el cuerpo para borrar cualquier rastro de polvo, que pueda tener partículas radioactivas.

    Si se dispone de yoduro de potasio (se puede encontrar en las farmacias) es recomendable ingerirlo, ya que ayuda a prevenir cáncer de tiroides, especialmente para los niños que son los más afectados por la radiación.

    4. ¡Cuidado con los alimentos!

    Los alimentos que puedes ingerir sin riesgo son los que están en conserva, principalmente los que están en latas protegidas. Animales que procedan de zonas contaminadas pueden consumirse pero hay que quitarles la piel y las vísceras, especialmente el corazón, el hígado y los riñones.

    Las mayoría de las plantas se pueden comer, con preferencia las que tengan partes comestibles bajo tierra, y presenten una superficie lisa y suave, ya que son más fáciles de lavar.

    En cuanto al agua, si proviene de una fuente subterránea, mejor. Para eliminar las partículas radiactivas del agua se hierve o se usan pastillas purificadoras (se encuentran en las farmacias).

    Si no se puede purificar el agua de esta manera, hay otra solución, según el periodista con experiencia en supervivencia Rupert Goodwins, la rizofiltración, que consiste en usar plantas vivas para filtrar el agua a través de sus raíces.

    5. No pierdas los nervios

    Un ataque nuclear es una experiencia traumática, difícil de sobrellevar, pero si queremos asegurar nuestra supervivencia y la de nuestros seres queridos, es primordial conservar la calma, y esperar a que pase la lluvia radioactiva (el principal peligro).

    Hay que estar atento a la radio por si las autoridades emiten algún aviso o existe un plan de evacuación.

    Hay que estar siempre prevenidos, no sabemos si puede ocurrir una catástrofe de cualquier tipo y estas recomendaciones, en tiempos de crisis nuclear, pueden salvarte la vida.


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK Y LOS TEXTOS ESTÁN AUTOEDITADOS POR LOS PROPIOS BLOGUEROS

    Además:

    "Un voto por Hillary es un voto por una guerra nuclear"
    "Moscú, la ciudad más protegida del mundo"
    Fotos: Así es el interior del búnker de Hitler
    Fotos: Refugio secreto, te mostramos uno de los búnkeres de Moscú
    Etiquetas:
    búnker, ataque nuclear
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik