En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    TOKIO (Sputnik) — Japón logró establecer un nuevo récord en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en el año fiscal 2019 (entre el 1 de abril de 2019 y el 31 de marzo de 2020), comunicó el Ministerio de Medio Ambiente del país asiático.

    Citado por la cadena NHK, el ente nipón señaló que en el período en cuestión en Japón se emitieron 1.213 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, lo que representa 34 millones de toneladas —o un 2,7%— menos que el año anterior.

    Se trata del menor índice desde que empezó su registro en 1990. A su vez, el año fiscal 2019 en Japón representa el sexto declive consecutivo de las emisiones de gases de efecto invernadero.

    Para conseguir el objetivo fijado de llegar al cero neto de emisiones de esos gases hacia 2050, el Ministerio de Medio Ambiente considera necesario que cambie el estilo de vida de la gente y se apliquen unas tecnologías innovadoras.

    El 2 de diciembre pasado la Organización Meteorológica Mundial (OMM) advirtió en su informe provisional sobre el clima mundial en 2020 que pese al confinamiento por el COVID-19, las concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero continuaron aumentando.

    La organización constató que este año podría ser uno de los tres años más cálidos desde 1850, o el segundo más cálido después de 2016 y antes de 2019. De acuerdo con las mediciones realizadas entre enero y octubre de 2020, la temperatura media mundial fue de 1,2 grados Celsius superior a los niveles preindustriales (1850-1900).

    Hidrógeno como combustible

    A su vez, el periódico Nikkei escribió que Japón espera duplicar de 5 a 10 millones de toneladas anuales la cantidad de hidrógeno líquido para generar electricidad en los próximos 10 años.

    Según el diario, el 7 de diciembre 88 compañías locales, entre ellas el gigante automovilístico Toyota Motor y el proveedor de gas Iwatani, crearon la Asociación Japonesa del Hidrógeno (JH2A) para avanzar hacia ese objetivo.

    En octubre, el primer ministro Yoshihide Suga ordenó reducir a cero las emisiones de carbono en 2050 y para ello los japoneses apuestan por la electricidad generada con la quema de hidrógeno, además de la energía solar y la eólica.

    Los gastos se evalúan en 19.200 millones de dólares y uno de los escollos es el precio del hidrógeno que cuesta diez veces más que el gas natural licuado. Si bien el costo caería si se aumenta el consumo anual del hidrógeno 5 a 10 millones de toneladas.

    En 2018, un consorcio de empresas japonesas empezó un proyecto piloto en Australia para producir hidrógeno líquido. El primer cargamento debe llegar al puerto japonés de Kobe en 2021 en un barco especial fabricado por Kawasaki Heavy Industries. Esta compañía confirmó antes a Sputnik que estudiaba importar el combustible desde Rusia para diversificar sus fuentes de energía.

    Este año comenzó a operar en el territorio japonés la mayor planta de hidrógeno del mundo, en el proyecto participa también la firma Toshiba.

    El uso del hidrógeno es visto como un combustible del futuro llamado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. El hidrógeno no contamina el medio ambiente.

    Etiquetas:
    emisiones, Japón, medioambiente, gases de efecto invernadero (GEI), efecto invernadero
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook