En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 26
    Síguenos en

    SEÚL (Sputnik) — Las autoridades norcoreanas ejecutaron este mes a un funcionario de aduanas que pese a las restricciones por el COVID-19, importaba productos desde el extranjero, comunicó el medio surcoreano NewDaily.

    "El 27 de noviembre, el Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur comunicó a la Asamblea Nacional que (...) Corea del Norte cometió actos irrazonables como la ejecución de un funcionario clave que no cumplió con las medidas contra el coronavirus de Wuhan", dice el medio.

    Según la inteligencia de Corea del Sur, el líder norcoreano, Kim Jong-un, últimamente manifiesta "emociones y enojo extremos" y toma decisiones poco razonables.

    En particular, el ente apunta que a finales de octubre fue condenado a la pena de muerte un cambista influyente por aumentar demasiado la tasa de cambio.

    Además, en todo lugar donde se descubra la importación de mercancías extranjeras, las autoridades declaran un confinamiento que empeora la situación económica.

    De este modo, a principios de noviembre fueron paralizados los puertos de Hyesan y Nampo, al igual que la ciudad de Rason. El día 20 de noviembre fue cerrada una carretera hacia Pyongyang.

    Corea de Norte suspendió asimismo la actividad pesquera y la extracción de sal al creer que el agua del mar podría ser contaminada con el coronavirus, según la inteligencia surcoreana.

    Etiquetas:
    pena de muerte, COVID-19, coronavirus, Corea del Norte
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook