En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    NUEVA DELHI (Sputnik) — China y la India están debatiendo el plan para efectuar en tres etapas la separación de las tropas en la región fronteriza de Ladakh, que incluye la retirada del armamento de todos los puestos clave locales, informó el canal de televisión Zee News.

    La situación en Ladakh se agravó en mayo de 2020 después de que unos 250 soldados chinos e indios se enfrentaran en la zona de Pangong Tso. La violencia causó más de 100 heridos en ambos bandos y cesó tras una reunión de jefes locales. El último incidente se produjo en septiembre.

    Ambas naciones desplegaron tropas adicionales en la zona, la India hasta 50.000 soldados y otros tantos China.

    Se supone que como primer paso las partes retirarán sus carros de combate, piezas de artillería, vehículos blindados y otra maquinaria militar grande de los puestos situados a lo largo de la línea de control, en tres días desde la firma del acuerdo.

    Durante la segunda y tercera etapa, las unidades chinas e indias se desplazarán de sus posiciones y se efectuará la separación de las tropas en las zonas situadas a lo largo de la orilla meridional del lago Pangong y en otras áreas que el Ejército indio ocupó en agosto pasado. Como punto culminante del proceso de separación, las partes llevarán a cabo un detallado chequeo de lo hecho, tras lo cual se reanudará el patrullaje normal.

    Se espera que el acuerdo se firme durante la novena reunión de los altos mandos de las dos partes, prevista para esta semana.

    China y la India disputan desde hace mucho una parte del territorio montañoso del norte de la región de Cachemira, además de unos 60.000 kilómetros cuadrados en el estado de Arunachal Pradesh. En 1962 ese contencioso desembocó en una guerra fronteriza. Por Ladakh pasa la Línea de Control Actual, que separa a los dos países en ausencia de la frontera en esta zona.

    Etiquetas:
    tropas, conflicto, la India, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook