En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 132
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Los 15 opositores del Consejo Legislativo de Hong Kong, de 70 escaños, renunciaron a sus mandatos en protesta por la descalificación de sus cuatro colegas, comunicó la emisora RTHK.

    El 11 de noviembre, el Gobierno de Hong Kong anunció la descalificación inmediata de los demócratas Alvin Yeung, Kwok Ka-ki, Dennis Kwok y Kenneth Leung, en virtud de la nueva resolución del Gobierno, chino que consagra el patriotismo como un requisito legal obligatorio para todos los miembros del Consejo Legislativo de Hong Kong.

    El documento estipula el derecho de apartar, sin una decisión judicial, a los diputados que no cumplan con este criterio.

    Se trata de aquellos legisladores que apoyan la independencia de Hong Kong, se niegan a reconocer la soberanía de la República Popular China sobre Hong Kong y cometen otras acciones que amenazan la seguridad nacional.

    Por su parte, el canciller del Reino Unido, Dominic Raab, condenó la destitución de cuatro miembros del Parlamento de Hong Kong.

    "La decisión de China de cesar arbitrariamente de sus puestos a los legisladores pro-democracia de Hong Kong representa un nuevo ataque contra la autonomía hongkonesa y contra las libertades contempladas en la Declaración Conjunta del Reino Unido y China", denunció el ministro conservador.

    Este acuerdo internacional, suscrito por Londres y Pekín en 1988, sentó el marco de principios y compromisos de la retirada del Reino Unido de su antigua colonia asiática, una década después.

    El ultimo gobernador de Hong Kong, Chris Patten, responsabilizó al Gobierno de Xi Jinping del nuevo "atropello de lo que queda de democracia" en el territorio autonómico.

    "Una vez más, el régimen de Xi Jinping ha demostrado su total hostilidad a la responsabilidad democrática y a los que están dispuestos a defenderla", objetó el ahora lord Patten.

    Las relaciones entre el Gobierno de Boris Johnson y la administración de Xi se han deteriorado gravemente desde la ratificación en China de la Ley de Seguridad Nacional y el veto británico a la continuidad de Huawei en la red de comunicaciones 5G.

    Además, el canciller británico acusó a las autoridades chinas de "graves abusos de los derechos humanos" de la etnia uigur musulmana en la provincia de Xinjiang.

    "La campaña para acosar, asfixiar y descualificar a la oposición democrática daña la reputación internacional de China y socaba la estabilidad a largo plazo de Hong Kong", dijo Raab en un comunicado emitido este 11 de noviembre.

    China promulgó a finales de junio una ley de seguridad nacional para Hong Kong, que penaliza los actos de subversión, terrorismo, secesión, conspiración con influencia extranjera, y otros que amenacen la seguridad del territorio.

    Los detractores de esa ley en Hong Kong y en Occidente la atribuyen al deseo de Pekín de recrudecer el control sobre la región autónoma.

    China rechaza cualquier crítica contra la nueva ley de seguridad y sostiene que los temas relacionados con Hong Kong representan un asunto interno del país.

    Etiquetas:
    oposición, Hong Kong
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook