En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    43626
    Síguenos en

    China está a punto de alcanzar la "dominación mundial" y Europa debe despertarse frente al peligro, cree un exjefe de la agencia de inteligencia alemana en el extranjero.

    Gerhard Schindler, quien dirigió el Servicio Federal de Inteligencia alemán de 2011 a 2016, afirmó a la revista The Times que Berlín necesitaba frenar su "dependencia estratégica" de Pekín y excluir a Huawei de su red de telefonía móvil 5G.

    También advirtió que el enfoque liberal de Angela Merkel sobre la crisis de los migrantes de 2015 había dejado a Alemania con una "gran reserva" de jóvenes musulmanes proclives a la violencia y a la ideología yihadista, y que la verdadera escala del peligro aún ni se conoce.

    En su nuevo libro ¿Quién teme al Servicio Federal de Inteligencia? Schindler sostiene que Alemania ha coartado a sus organismos de espionaje con trámites burocráticos innecesarios y ha descuidado algunas de las amenazas más graves para su seguridad.

    Hasta hace poco, Berlín se abstenía de involucrarse en conflictos con el gigante asiático cuidando sus intereses comerciales siendo China el mayor socio comercial de Alemania. Sin embargo, la situación cambió tras el agravamiento  de la crisis en Hong Kong. El Gobierno de Merkel está ponderando la posibilidad de cortar el acceso a su red 5G para la empresa china Huawei.

    En su entrevista, Schindler también señaló el comportamiento "agresivo" de Pekín en el mar del Sur de China y su hegemonía económica en África, así como la nueva ruta de la seda financiada por China que se extiende a través de Eurasia.

    "China está haciendo las cosas muy inteligentemente, silenciosamente, pero de todos modos con una estrategia sorprendentemente consistente, y nos debería preocupar que en Europa apenas notemos este comportamiento dominante. Nuestra postura hacia China ha estado dominada por las relaciones comerciales. Tenemos que reconsiderar eso. Dependemos en parte de China, por ejemplo con nuestra industria del automóvil. Pero no se puede aliviar esta dependencia volviéndose más dependiente; debemos esforzarnos por ser menos dependientes", destaca el exjefe de inteligencia.

    En la opinión de Schindler, la tecnología de Huawei es tan adelantada con respecto a sus rivales europeos que Alemania ni siquiera se dará cuenta del espionaje de Pekín. "Es como si un ingeniero especializado en motores de vapor debiera evaluar un motor de combustión interna", compara. Además, podrá chantajear al país europeo con simplemente cortarle el acceso a la comunicación.

    No obstante, está más relajado con respecto a Rusia, argumentando que Alemania debería construir más lazos culturales y económicos con Moscú y trabajar con el presidente Vladímir Putin en Libia y Siria, aunque desaprueba la situación con el líder de la oposición rusa, Alexéi Navalni.

    "Tienen que tomar una postura clara hacia Rusia. Pero eso no significa cancelar el Nord Stream 2 [un gasoducto de Rusia a Alemania]", destaca.
    Etiquetas:
    geopolítica, espionaje, política exterior, Alemania, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook