En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    834513
    Síguenos en

    PEKÍN (Sputnik) — China no permitirá a ninguna fuerza intentar dividir la "tierra sagrada" del país y cualquiera que ose hacerlo recibirá un golpe aplastante, declaró el presidente chino, Xi Jinping.

    "Nosotros, por supuesto, no nos quedaremos de brazos cruzados si se socavan nuestra soberanía estatal, la seguridad y los intereses de desarrollo, no permitiremos que ninguna fuerza intervenga brutalmente y divida la tierra sagrada de nuestra patria. Ante una situación así, el pueblo chino asestará un golpe demoledor", dijo Xi en un discurso con motivo del 70 aniversario de la participación de los combatientes chinos en la Guerra de Corea.

    El presidente subrayó que China realiza una política militar defensiva y que las Fuerzas Armadas del país protegen la paz internacional.

    "China nunca ha aspirado a la dominación, la expansión, y se opone firmemente al concepto de gran potencia y la política de fuerza bruta", agregó el líder chino.
    Etiquetas:
    Xi Jinping, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook