En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    La reciente promesa de Elon Musk de lanzar un Tesla por 25.000 dólares no parece preocupar a los fabricantes de vehículos eléctricos en China, el mercado automovilístico más grande del mundo.

    El pasado 22 de septiembre, Musk, el fundador de Tesla, anunció que la compañía reducirá drásticamente el coste de sus baterías, lo que, por ende, reducirá el precio de sus vehículos. El empresario prometió hacer disponible uno de sus autos a unos 25.000 dólares "en aproximadamente tres años".

    Actualmente, el vehículo más barato de Tesla es el Model 3. Puede ser adquirido en su versión básica a partir de 35.000 dólares en el mercado de Estados Unidos. El anuncio de Musk supone una rebaja de 10.000 dólares —casi 30%— sobre su precio. De convertirse en realidad, el Tesla con la etiqueta de precio de 25.000 dólares sería el auto más barato de la marca jamás vendido.

    Los altos ejecutivos de las empresas emergentes de vehículos eléctricos más prometedoras de China no parecen afectados por los planes de Musk, apuntó Bloomberg.

    En una entrevista en el marco del Salón del Automóvil de Pekín, Freeman Shen, director ejecutivo de WM Motor, consideró que el anuncio "es una cosa buena", pues Tesla, así como hizo Apple en su momento, "encamina a todo el mercado". 

    Shen consideró, sin embargo, que así como Apple ha perdido espacio en el mercado chino de la telefonía móvil para marcas nacionales como Xiaomi, Oppo y Huawei, también lo hará Tesla, aunque a lo largo de un período más largo. El ejecutivo consideró que la rebanada de Tesla en el mercado de vehículos eléctricos disminuirá significativamente en un plazo de cinco a 10 años.

    Por su parte, Brian Gu, vicepresidente de Xpeng, describió a Tesla como un socio y apuntó que ambos fabricantes de vehículos eléctricos intentan atraer a los consumidores con automóviles inteligentes y ecológicos. El ejecutivo destacó que, de momento, los vehículos eléctricos equivalen a "menos del 5% del mercado", pero los esfuerzos de su compañía y de Tesla "están acelerando ese cambio y conversión".

    Gu afirmó que el plan de Tesla de expandir su producción anual en Shanghái a un millón de automóviles en los próximos años no es un motivo de preocupación. El ejecutivo de Xpeng consideró que si Musk lo logra, eso significa que el mercado ha crecido más y más rápidamente de lo anticipado. Acerca de los Teslas más baratos en tres años, Gu agregó que los vehículos eléctricos de rango medio de Xpeng ya rondan los 25.000 dólares.

    Al ser preguntado acerca de la promesa de Musk por coches más asequibles, William Li, director ejecutivo de Nio, señaló que los costos de las baterías están disminuyendo constantemente. Esto representaría una caída en los precios de los automóviles eléctricos de otras marcas, ya que las baterías representan actualmente alrededor de una cuarta parte del costo de un vehículo propulsado por energía eléctrica.

    "La disminución general del costo de la batería ayudará a promover los vehículos eléctricos. Nuestro precio es de más de 60.000 dólares e incluso en China tenemos mucho trabajo por hacer para este nicho de mercado", afirmó.

    Li puso de relieve, sin embargo, que "el mayor desafío" para todos los fabricantes de automóviles en rápida expansión es "calidad y servicio" al cliente. Este último, según el ejecutivo, es incluso más importante que el volumen de la producción.

    Etiquetas:
    vehículos eléctricos, industria automotriz, mercado automotriz, Tesla, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook