23:23 GMT29 Septiembre 2020
En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    Por
    11022
    Síguenos en

    La mayoría sabe que tras la II Guerra Mundial en el mundo surgieron dos Coreas, una al norte y otra al sur. Pero pocos saben que en China también hay una región autónoma que algunos llaman la 'Tercera Corea'. Sputnik te cuenta cómo es la inusual prefectura de Yanbián.

    Al llegar a esta prefectura, muchas personas aseguran que no se sienten como si estuviesen en China, en parte debido a que los carteles están escritos tanto en chino como en coreano. 

    En las calles, una parte considerable habla coreano en sus conversaciones diarias, mientras que las áreas más rurales se asemejan en cierta medida a las de Corea del Norte, si bien son más deshabitadas porque la densidad de población es al menos dos veces menor.

    En cuanto a la única ciudad grande de la prefectura autónoma, Yanji —en la que viven 550.000 personas—, está bastante lejos de poder ser comparada con las ciudades surcoreanas. 

    Sin embargo, en los últimos años en Yanji se han erigido carreteras de buena calidad, bloques de pisos modernos y una gran cantidad de hoteles construidos para recibir turistas. 

    A pesar de que estamos hablando de una ciudad coreana, visitar Yanji debería ser una experiencia incomparable porque es una urbe con espíritu coreano y un toque chino moderno. Con esto en mente, parece difícil encontrar cualquier otra ciudad semejante a Yanji en todo el globo.

    La región en los tiempos pasados y en la actualidad

    Ubicada justo al noreste de la península, la prefectura autónoma coreana de Yanibián forma parte de la República Popular China y administrativamente pertenece a la provincia de Jilin. 

    Históricamente, estas tierras formaban parte de una región mayor, Manchuria. Hoy, la prefectura de Yanbián ocupa un lugar muy especial en China: es la única autonomía coreana dentro del gigante asiático y se parece muy poco al resto del país e, incluso, es diferente a sus dos hermanas, Corea del Sur y Corea del Norte.

    Pero estas tierras no siempre han estado pobladas por coreanos. En la antigüedad partes de este territorio formaron parte de algunos Estados coreanos prehistóricos, pero durante la mayor parte de su historia fue habitada por el pueblo manchú. El topónimo Manchuria deriva precisamente del nombre de ese grupo étnico. Los coreanos empezaron a poblar la parte sur de esta región después de 1880, cuando Corea vivía serias dificultades económicas.

    Sin embargo, el flujo de migrantes no terminó cuando se acabaron estos problemas. Muy pronto Corea hizo frente a nuevos tiempos turbulentos: en 1910 Japón anexionó la península y muchos coreanos prefirieron buscar suerte en territorio chino para evitar las persecuciones por parte de la nueva administración. Para muchos, vivir en una Corea nipona se hizo insostenible.

    Los migrantes que llegaron a China provenían de las provincias ubicadas al norte de la península. Los coreanos jugaron un papel importante en la vida política de su nueva nación. La mayoría de ellos se posicionaron al lado de los comunistas chinos y participaron en la guerra civil de este país. 

    Cuando los comunistas ganaron, ellos no se olvidaron de la contribución de los coreanos y en 1952 se creó la prefectura autónoma coreana, en la que el idioma coreano fue elevado a la categoría oficial junto con el chino.

    Asimismo, participaron activamente en la guerra de Corea —que duró entre 1950 y 1953—, del lado de Pyongyang. 

    Para 1945, cerca de 1,7 millones de coreanos vivían en China, sobre todo, en la parte noreste del país, precisamente en Manchuria. A finales de los años 40, medio millón se trasladó a lo que más tarde sería Corea del Norte, mientras que el resto se mantuvo en territorio chino. 

    Hoy en día, la población coreana en China supera los 2,5 millones de habitantes. Según datos de 2010, de estos 2,5 millones unos 750.000 viven en la prefectura de Yanbián. 

    De los 2,2 millones habitantes de Yanbián, los coreanos corresponden solo al 32% de la población, aunque en el pasado, en los albores de la existencia de la prefectura autónoma, fueron la mayoría absoluta. Hoy, el equilibrio ha cambiado.

    Esos 2,2 millones de habitantes viven en un territorio de 43.500 de kilómetros cuadrados que aproximadamente corresponde a un tercio del territorio de Corea del Norte. 

    ¿Cómo viven los coreanos de Yanbián hoy en día?

    La política de Pekín hacia sus ciudadanos coreanos es complicada. En general, los coreanos de China, especialmente quienes viven en la prefectura de Yanbián, siendo una de las minorías oficialmente reconocidas, gozan de ciertos privilegios. Incluso, los chinos que viven en Yanbián —donde son mayoría— no tienen tantos beneficios. 

    Los coreanos de Yanbián no son sometidos a discriminación: trabajan, estudian y viven libremente, al igual que lo hacen todas las minorías de China en sus respectivas regiones sin importar su origen étnico. 

    Además, el Estado les provee un entorno mediático en su idioma nativo: tienen su propia cadena de televisión y numerosos periódicos que se publican en idioma coreano. La legislación local estipula que los carteles en la prefectura deben estar escritos tanto en chino como en coreano y tienen reglas bien específicas, el tamaño de la línea en coreano no puede ser menor que la que está escrita en chino. Esto también se refiere a los anuncios y se ve claramente en cualquier parte de la ciudad de Yanji. 

    Pese a todos estos beneficios, hay una cantidad considerable de coreanos que se mudan a Corea del Sur para probar suerte. Pero el proceso ha terminado siendo recíproco: cuando Pekín y Seúl establecieron lazos diplomáticos, muchísimos empresarios, turistas e incluso misioneros se lanzaron hacia Yanbián para aprovechar los beneficios de un entorno coreanoparlante. 

    Sin embargo, la región no está exenta de problemas. Hay un grupo que ha tratado de sembrar la semilla del irredentismo. Los nacionalistas radicales coreanos han soñado por décadas  con anexionar este territorio argumentando que en cierta etapa de la historia perteneció al antiguo Estado coreano. Sin duda, estas ideas preocupan a Pekín. 

    El movimiento irrendentista dentro de Yanbián hasta aquel momento no había cobrado mucho ímpetu teniendo en cuenta que la única oportunidad era pasar a formar parte de Corea del Norte y esta no era una opción que complaciera a los coreanos de Yanbián. La relación de los coreanos de China hacia el sistema político y el nivel de vida en Corea del Norte en general es relativamente negativo. 

    Es más, en su mayoría, los coreanos de Yanbián —salvo quienes ya se mudaron a Corea del Sur— no quieren separarse de China. Muchos surcoreanos se decepcionan al saber de esta realidad. Por ejemplo, los coreanos de China son fans de la selección china de fútbol, mientras los surcoreanos creen que ellos deberían apoyar la selección surcoreana. 

    El escenario étnico de Yanbián está cambiando rápidamente. Los coreanos que viven en la prefectura poco a poco olvidan su idioma y culturalmente se parecen cada vez más a los chinos. Sin embargo, hasta hace poco hubo un flujo constante de prófugos norcoreanos que se quedaban en Manchuria o seguían a terceros países para al final llegar a Corea del Sur. Estos han ayudado a cambiar el equilibrio étnico en la prefectura a favor de la población coreana.

    En cualquier caso, la 'Tercera Corea' sigue siendo un lugar único: allí, en el gigante asiático, se puede escuchar K-pop y al mismo tiempo encontrar rastros de la cultura norcoreana. La única pregunta es cómo se verá esta autonomía en el futuro teniendo en cuenta que su escenario cultural cambia de manera vertiginosa.

    Etiquetas:
    Corea del Norte, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook