En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    0 05
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las mujeres que fueron repatriadas a Corea del Norte y ahora se encuentran encarceladas, sufren graves violaciones de derechos humanos, según un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh, por sus siglas en inglés).

    "Las mujeres que se encuentran detenidas en la República Popular Democrática de Corea [RPDC] son víctimas de múltiples y graves vulneraciones de derechos humanos, perpetradas por agentes de la Policía y funcionarios de las fuerzas de seguridad del Estado", dice el comunicado publicado en la página web de Acnudh.

    El informe se basa en entrevistas con mujeres norcoreanas que estuvieron detenidas en Corea del Norte entre 2009 y 2019.

    La nota indica que aunque los viajes al extranjero están prohibidos en la RPDC, muchas mujeres "emprenden peligrosos viajes en busca de fuentes de ingreso indispensables para sobrevivir o en pos de una nueva vida en otro país" y en la mayoría de los casos caen en manos de traficantes de seres humanos y se convierten en víctimas de explotación sexual o trabajan en condiciones de semiesclavitud.

    Al regresar a Corea del Norte, a estas mujeres las arrestan las fuerzas del Ministerio de la Seguridad del Estado o del Ministerio de la Seguridad del Pueblo y las condenan "a prisión sin juicio previo o después de una vista judicial que no cumple con las normas y garantías internacionales que definen al debido proceso y al juicio justo".

    En lo referente a las 'traidoras' —mujeres que tratan de llegar a Corea del Sur o establecer contactos con grupos cristianos—, ellas "reciben castigos sistemáticos y son víctimas de múltiples violaciones de derechos humanos".

    Las mujeres entrevistadas contaron que "habían estado recluidas en condiciones inhumanas, en celdas hacinadas, carentes de saneamientos, con acceso limitado o inexistente a la luz solar y el aire libre".

    Las detenidas estuvieron sujetas a torturas y malos tratos, se vieron obligadas a desnudarse y se les sometió a requisas y cacheos "irrespetuosos".

    "Algunas de las entrevistadas declararon que habían sido víctimas de actos de violencia sexual cometidos por los carceleros o que habían presenciado cómo otras reclusas eran objeto de esas vulneraciones", indica el comunicado.

    Además, las detenidas fueron privadas de las "instalaciones y materiales necesarios para satisfacer las necesidades higiénicas de la mujer".

    El informe de Acnudh contiene recomendaciones a las autoridades de Corea del Norte para modificar su sistema penal a los estándares internacionales y destaca la disposición de la Oficina de DDHH de la ONU a cooperar al respecto. 

    Etiquetas:
    violaciones, mujeres, Corea del Norte, derechos humanos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook